Durante unos trabajos de rehabilitación en el Castillo de Lemberg, en Austria, expertos de la Universidad de Innsbruck encontraron cuatro sostenes y prendas íntimas masculinas que datan de la época medieval.

Las pruebas realizadas con carbono 14 fechan las prendas entre los años 1440 y 1485, informó la citada casa de estudios.

Este descubrimiento contradice la idea asumida hasta ahora de que el sujetador no existió antes del siglo XIX.

Los sostenes medievales se parecen a los modernos en que tienen dos copas y elementos decorativos, como lazos, que no son visibles bajo la ropa.