Referencial

Aunque parezca increíble, un hombre no tuvo problemas para acceder a los servidores del Banco de Francia, ya que solo debió colocar una clave tan simple como el 123456.

La defensa del sujeto argumentó que no hubo intención de parte de su patrocinado y la justicia galesa decidió ponerlo en libertad luego que determinara que no cometió ningún acto ilícito al acceder por equivocación a un servidor.

“Simplemente marcó ‘123456’ y terminó ingresando en el servicio de deudas del Banco de Francia”, precisó el abogado del acusado según reportó Le Nouvel Observateur. 

En 2008 el sujeto estaba desempleado y, tratando de usar números de tarificación adicional por Skype, marcó un número al azar, y logró acceder a los servidores del Banco de Francia. Las autoridades demoraron dos años en ubicarlo.

La intrusión provocó una investigación internacional y puso de manifiesto la fragilidad de las medidas de seguridad de la red de la institución, refiere Infobae.com.