Foto y Video: YouTube - RT

Japón celebró la primera boda entre robots, una insólita ceremonia que se selló con el tan esperado beso de los novios.

El evento realizado en Tokio, la capital nipona, tuvo invitados de carne y hueso además de otros robots que estuvieron presentes.

La noticia de esta singular boda tuvo como protagonistas a Frois, que se ha hecho famoso por su aparición en un comercial televisivo.

A diferencia del novio que está fabricado con material barato y común, como la cubeta que tiene por cabeza; la novia, Roborin, es muy parecida a una mujer y su apariencia está inspirada en una popular cantante japonesa llamada Yuki Kashiwagi. Además, la robot deslumbró con un vestido diseñado especialmente para la ocasión.