Captura YouTube: ElmCityKed

Los perros y gatos pueden convivir en paz y ser grandes amigos en algunas ocasiones. Así lo demuestra un video en el que se observa a un felino dormir tranquilamente sobre un perro.
 
En las imágenes se observa como el gato decide tomar una siesta y para ello convierte a un perro en su cama. El resignado can de raza husky siberiano, reposaba plácidamente en un sofá hasta que el atrevido felino hizo su aparición.
 
El gato no sólo acomoda al perro como si fuera una verdadera cama, sino que se toma todo el tiempo necesario para buscar el lugar más cómodo para instalarse, dejando a su compañero en una situación un tanto incomoda.

“Farina el gato le da un rápido masaje a Maeby el husky antes de convertir al perro en la máxima cama caliente y acogedora”, señala la descripción del video en YouTube.

El video fue publicado el pasado 16 de enero por el canal de YouTube ‘ElmCityKed’ y hasta la fecha ha obtenido más de 435 mil reproducciones.