El 40% de niños de 6 a 35 meses de edad en el Perú sufrió de anemia durante la pandemia

De cuerdo con la encuesta ENDES del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), se registra mayor incidencia de anemia en ese grupo etéreo en las áreas rurales, superando el 48%.

De cuerdo con la encuesta ENDES del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), se registra mayor incidencia de anemia en ese grupo etéreo en las áreas rurales, superando el 48%. | Fuente: Andina

La anemia se caracteriza por la carencia de suficientes glóbulos rojos sanos en la sangre, lo que hace que las personas que lo padecen se sientan cansados y débiles. En los niños, la causa más común es el no recibir suficiente hierro en su dieta diaria, por lo que algunos pediatras medican un suplemento.

De acuerdo con la Encuesta Demográfica y de Salud Familiar- ENDES del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), el 40% de los niños de entre 6 y 35 meses de edad (2 años y 11 meses) sufrió de anemia durante la pandemia de la COVID-19.

En entrevista con Encendidos de RPP Noticias, el doctor Alberto Romero, médico pediatra y director del Instituto Nacional de Salud del Niño Breña mencionó que una madre gestante debería tener un consumo de hierro, incluso previo a su embarazo. “Son siete controles mínimo durante el embarazo para ver si existe deficiencia de hierro”, comentó.

El especialista recalcó que la deficiencia de hierro en niños afecta de manera muy importante en el desarrollo neurológico, en el aspecto cognitivo y en las relaciones humanas.

“Hay que enseñar que el consumo de la sangrecita, el hígado. A partir del sexto mes, los bebes ya deben comer.  Todavía existe la creencia que a partir del sexto mes el niño debe comer solo papillas, pero la alimentación debe ser variada y a través de estos alimentos se debe introducir el hierro”, explica.

¿CÓMO PREVENIR EL CONTAGIO DE LA COVID-19?

El distanciamiento social y el uso de mascarillas son herramientas claves para frenar el avance en el contagio del nuevo coronavirus. De acuerdo con la escuela de Medicina de la Universidad de Harvard, la COVID- 19 se propaga a través de las gotas de saliva que se producen cuando una persona infectada tose o estornuda. Es decir, si frenamos nuestro movimiento innecesario en las calles, mantenemos una distancia mínima de uno o dos metros, usamos mascarillas y nos lavamos constante y correctamente las manos (al menos durante 20 segundos), el virus también se detendrá. 

Los especialistas en salud pública explican que se debe mantener una distancia mínima de dos metros entre persona y persona para evitar la infección, además de eliminar por completo cualquier tipo de aglomeración. Las proyecciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) explican que, siendo realistas, si no se acata el distanciamiento social, el uso de mascarillas y el lavado de manos, la afluencia de pacientes en unidades de cuidados intensivos hará que colapse el sistema de salud en el Perú.