La psicoprofilaxis: ¿Cómo puedo prepararme para el parto?

La psicoprofilaxis son clases que tratan diferentes temas relacionados al embarazo y al parto realizadas por obstetras capacitadas y que ayudarán a resolver gran parte de las dudas de las madres primerizas.

Lo primero que le recomendamos a las pacientes es que no se dejen llevar por lo que otros dicen porque existe demasiada información que puede llegar a ser confusa. | Fuente: Getty Images | Fotógrafo: Vasyl Dolmatov

Existe algo que no podemos negar: Todos tenemos temor a lo desconocido. Y cuando vamos a pasar por algún tipo de experiencia nueva, buscamos a quien haya pasado por lo mismo para que nos cuente como fue, que pasó, que hizo primero, como se sintió… Pero claro, si le preguntas a dos personas diferentes, te darán dos versiones completamente distintas.  Exactamente lo mismo ocurre cuando vas a tener un bebé.  Por supuesto, el temor se multiplica, porque siempre hemos escuchado que es doloroso y, sobre todo, porque tememos que algo salga mal y le ocurra algo a nuestro pequeño, a quien hemos esperado con tanta ilusión, nosotras y nuestra familia. Entonces, ¿qué hacer? ¿quién me orienta?

PREPARÁNDONOS PARA ESE MOMENTO

Lo primero que le recomendamos a las pacientes es que no se dejen llevar por lo que otros dicen (ya sea Google, foros, la familia, las amigas, los vecinos, etc.) porque existe demasiada información que puede llegar a ser confusa.  La mejor fuente para resolver tus preguntas es tu médico.  Es la persona que conoce tu caso, tus antecedentes, tus riesgos y puede filtrar toda la información adecuada para ti. 

Ahora, durante la consulta a veces nos olvidamos de todas las preguntas que queríamos hacer.  Entonces ¿cómo puedo prepararme para ese momento? Para eso existe la psicoprofilaxis. Son unas clases que tratan diferentes temas relacionados al embarazo y al parto, las que son realizadas por obstetras capacitadas y que te ayudarán con gran parte de tus dudas.

Así, para tu tranquilidad, durante las clases de profilaxis se te explica cuáles son los cambios que tendrás durante el embarazo, cómo calmar las molestias asociadas a los últimos meses de gestación, las señales de alarma,  cómo es el trabajo de parto, en qué momento ir a la clínica, qué ejercicios o tipo de respiración puedes realizar para facilitar el proceso del parto, como dar de lactar al bebé y los cuidados del recién nacido, entre otros puntos.   

En la psicoprofilaxis, se incluyen clases teóricas, ejercicios de estiramiento, yoga prenatal. | Fuente: Getty Images | Fotógrafo: dolgachov

Algunos datos que debes saber antes de ir al curso:

* La mayoría de centros realizan el curso en cinco o seis sesiones, que duran cada una aproximadamente una hora y media.

* La frecuencia de las sesiones generalmente es semanal, pero en caso de empezar las clases de manera tardía se pueden realizar dos veces por semana.

* No necesitas llevar ningún tipo de implemento, ya que en el centro cuentan con lo necesario, solamente necesitas ir con ropa cómoda.

* Se incluyen clases teóricas, ejercicios de estiramiento, yoga prenatal.

Si bien es esencial que sean las mamás quienes asistan a estas clases, es importante también que se involucre la pareja o la persona que nos va a acompañar en ese momento para que sepa como apoyarnos.

¿PUEDO HACER PSICOPROFILAXIS?

Como cada embarazo es diferente, lo ideal es que lo converses previamente con tu médico, ya que en el caso de embarazos con alguna complicación se debe de tener cuidado de no realizar ciertos puntos de la psicoprofilaxis que involucran ejercicios o algún tipo de esfuerzo (por ejemplo ejercicios en cuclillas)

Lo ideal es iniciar la preparación alrededor de los seis meses de embarazo pero si por algún motivo no se puede empezar en ese momento, no hay problema, se puede realizar en embarazos más avanzados.

En la actualidad muchas clínicas cuentan con dichos programas y también existen centros particulares en donde encuentras estos servicios.  No olvides de preguntarle a tu médico donde la puedes realizar. De esta forma te sentirás preparada y más segura, y podrás disfrutar más de la experiencia de convertirte en mamá.