Atención rápida tras ataque cerebral es clave para salvar la vida

Para recuperar a una persona de un ataque cerebral se requiere de tres horas, mientras que son seis horas para el cardiaco.

Las personas que sufran de un ataque cerebral o cardiaco deben ser atendidas en un plazo máximo de tres a seis horas para evitar secuelas y salvar su vida, recomendó el cardiólogo Wálter Mogrovejo Ramos, director del Instituto Neuro Cardiovascular de las Américas (INCA).

Comentó que la mayoría de personas desconocen la importancia del factor tiempo para evitar lo efectos negativos de esos ataques, si no se les atiende oportunamente.

"Para recuperar a una persona de un ataque cerebral se requiere de tres horas; mientras que seis horas para el cardiaco. Está científicamente demostrado. Por esos es necesario reconocer las señales de alarma para aplicar el tratamiento oportuno y lograr su recuperación satisfactoria", expresó

Explicó que si se hace de forma tardía, por muchos esfuerzos que se hagan, los resultados serán inútiles.
El cardiólogo precisó que, de acuerdo con la casuística cardiaca a nivel mundial, si el paciente sufre un infarto en plena vía pública las probabilidades de muerte son de un 70 por ciento.

Si llega a una clínica que cuenta con un desfibrilador, las probabilidades de muerte se reducen a un 50 por ciento. Si además, ésta cuenta con una unidad coronaria donde hay médicos cardiólogos, las posibilidades mortales se reducen a un 30 por ciento; y disminuyen hasta 6, si cuenta con el equipamiento necesario.
Mogrovejo Ramos destacó la importancia de la prevención de la enfermedad. 

"Por ejemplo en el Instituto INCA requerimos detectar sólo cinco latidos cardiacos para saber si el paciente tiene riesgo de ataque cardiaco o cerebral", puntualizó.