Gracias a:  

Coronavirus: El amplio uso de las mascarillas podría prevenir más picos de contagio de la COVID-19

Elmer Huerta, Consejero Médico de RPP Noticias y especialista en salud pública, comentó un artículo publicado por investigadores de la Universidad de Cambridge sobre cómo el uso de mascarillas podría reducir el número de contagios para evitar una segunda ola de COVID-19.

Coronavirus: El amplio uso de las mascarillas podría prevenir más picos secundarios de la pandemia de la COVID-19 | Fuente: EFE

El uso de mascarillas se ha convertido en uno de los tópicos más comentados desde el inicio de la pandemia de la COVID-19. Elmer Huerta, Consejero Médico de RPP Noticias y especialista en salud pública, comenta un estudio elaborado por investigadores de la Universidad de Cambridge sobre el uso generalizado de los barbijos y cómo podría reducir el número "R" para evitar una segunda ola de COVID-19.

"Han hecho todo un modelaje matemático para evaluar el uso de las mascarillas para detener el avance del nuevo coronavirus. En esta investigación, que es una de las más serias que se ha hecho sobre el uso de los barbijos en esta pandemia, ellos dicen que incluso el uso de las máscaras caseras que uno puede hacer de tela, pueden reducir drásticamente las tazas de transmisión si suficientes personas las usaran en público. Ellos recuerdan que al comienzo de la epidemia, la evidencia científica sobre la efectividad de las máscaras para retrasar la transmisión de enfermedades respiratorias era muy limitada y se había hecho en base a datos que se tenían sobre la gripe, resfríos y enfermedades antiguas, pero no habían datos que se habían hecho con esta pandemia", comenta.


Huerta explica que para hacer el estudio se combinaron uso de mascarillas con ciertos tipos de cuarentena- algunas focalizadas, otras más grandes- por ejemplo dicen, si 50% de la gente usa las mascarillas en el que hay una cuarentena total esto sería lo que pasaría, o al revés, dicen, si solo fuera 30% y la cuarentena son parciales esto es lo que pasaría.

"Así funcionan este tipo de modelos matemáticos. En conclusión, lo que se encuentra, es que el número R (número reproductivo básico), que es el número de personas que uno puede contagiar disminuye a menos de 1, es decir, se evita la enfermedad, cuando más del 50% de la gente puede usar una mascarilla, incluso de tela", resalta.

El especialista en salud pública comenta que la página del Centro de Control de Enfermedades (CDC, en sus siglas en inglés) da instrucciones muy detalladas de cómo confeccionar una mascarilla casera con tela de camisetas u otra, además de continuar con medidas como el distanciamiento social de un metro y medio o dos metros y el lavado de manos.

"Ellos dicen: hasta que no se descubra una vacuna, no tengamos un medicamento efectivo, el uso diario de las mascarillas combinado con ciertas formas de cuarentena (focalizadas, por regiones, ect.) van a ser suficientes para evitar segundas o terceras oleadas de la enfermedad. Las mascarilas ya tienen que ser parte de nuestro atuendo cuando ya tengamos que salir", finaliza.