Coronavirus: Estudio sobre hidroxicloroquina demuestra que no previene el contagio ni el progreso de la COVID-19

Coronavirus: Estudio sobre hidroxicloroquina demuestra que no previene el contagio ni el progreso de la COVID-19 | Fuente: AFP

La hidroxicloroquina es uno de los medicamentos de los más nombrados en medio de la pandemia por el nuevo coronavirus. Elmer Huerta, Consejero Médico de RPP Noticias y especialista en salud pública, comenta un reciente estudio publicado en la Revista Médica de Nueva Inglaterra sobre si este medicamento era capaz de prevenir o evitar que se agrave un paciente positivo para COVID-19.

"Es el primer estudio realmente serio sobre esto. Tiene dos objetivos: si una persona ha estado en contacto por su trabajo, como un profesional de la salud, por ejemplo, o en la casa, con alguien que está enfermo, la pregunta es: ¿me voy a contagiar o no?, ¿habrá alguna medicina que puedo tomar para evitar el contagio o que me agrave? Ese fue el objetivo del estudio: averiguar si la hidroxicloroquina podría evitar el contagio o si ya estaba contagiado para evitar que te agraves. 821 pacientes fueron sorteados en dos grupos: uno tomó la hidroxicloroquina para 'prevenir' lo que mencionamos y el otro tomó un placebo (una pastilla de azúcar)", comenta.

Huerta explica que el estudio se dió de manera randomizada (al azar). "La invitación a los pacientes para que participen se dio a través de la internet, se les dividió por riesgo alto, moderado, etc. El estudio fue diseñado de esa manera para ver si en la siguiente semanas, las personas que tomaban la hidroxicloroquina previnieron la enfermedad o la gravedad. Después de haber hecho los análisis se encontró que no hubo diferencia significativa entre el grupo placebo y el grupo que tomó la hidroxicloroquina, es decir, la hidroxicloroquina no fue capaz de prevenir la enfermedad ni de impedir que la enfermedad se ponga grave. Como cualquier estudio tiene limitaciones y la principal limitación es que como hubo escacez de pruebas moleculares en Estados Unidos, cuando se hacía el estudio, no todos tuvieron un examen para determinar que tenían la enfermedad, puede ser que se hayan enfermado y sean asintomáticos", explica.


HIDROXICLOROQUINA EN LA PANDEMIA DE LA COVID-19

Huerta diferencia dos ámbitos en el que se hace uso de la hidroxicloroquina en medio de la pandemia por el nuevo coronavirus en el Perú y el mundo.

"El primero es el uso de la hidroxicloroquina en el paciente muy enfermo, en el paciente que está en el hospital, que está mal o el paciente que está grave en la Unidad de Cuidados Intensivos. Ese es el primer uso de la hidroxicloroquina, mezclada o no con la azitromicina, que es un antibiótico. Se usa en este contexto del paciente grave para ver si la hidroxicloroquina lo puede sanar, lo puede sacar de ese estado de gravedad. Eso todavía no se sabe, eso ha entrado en el escándalo ayer, cuando se reveló que una pequeña compañía de 12 empleados en Estados Unidos había estado a cargo de la administración de los datos que los investigadores enviaban. La Organización Mundial de la Salud (OMS) había suspendido uno de los cinco brazos que se llama de estudio de la hidroxicloroquina, pero ayer se rectificó y ahora los países, más de 50 países, incluído el Perú, que participan en ese estudio que se llama 'Solidaridad', van a poder usar nuevamente la hidroxicloroquina. De eso, no hablamos ahora", menciona.

Agrega que el segundo ámbito en el que se usa la hidroxicloroquina es con pacientes sintomáticos vulnerables. "También se está haciendo en el Perú y precisamente el Ministro de Salud, el doctor Víctor Zamora dijo antes de ayer que este medicamento va a ser entregado a pacientes sintomáticos vulnerables con la idea de que no lleguen a ponerse graves en el futuro. Es decir, el segundo ámbito en el que se usa la hidroxicloroquina es en el paciente no grave, que no está hospitalizado, que está en su casa, que ya tiene la enfermedad o alguno piensa que para incluso prevenir. Eso es lo que hablamos", finaliza.