Hipotermia: Una persona no puede sobrevivir más de 36 horas en el mar

El cuerpo humano puede trabajar sin problemas a una temperatura de 37 grados. Si la temperatura disminuye bruscamente, pueden aparecer los primeros síntomas de la hipotermia.

Cuando la temperatura baja los problemas de salud aumentan. Esto fue lo que ocurrió con las cinco de las siete personas que iban en un globo aerostático que se precipitó en el mar de Cañete, al sur de Lima.

Tras ser rescatadas, todas llegaron al nosocomio con hipotermia, un trastorno que se caracteriza por el descenso brusco de la temperatura corporal por debajo de los 35 grados Celsius.

“La hipotermia puede clasificarse en tres niveles; una hipotermia leve de 35 a 33 grados, una hipotermia intermedia de 33 a 31 grados y una hipotermia grave o severa en caso que la temperatura corporal sea menor de 30 grados”, dijo a RPP Noticias el médico internista Luis Felipe Hoyos.

El cuerpo humano puede trabajar sin problemas a una temperatura de 37 grados. Si la temperatura disminuye bruscamente, los primeros síntomas de la hipotermia empiezan a presentarse.

Temblores involuntarios del cuerpo, entumecimiento de extremidades, respiración rápida, confusión mental, torpeza de movimientos y coloración azulada de la piel.

“En la hipotermia severa los procesos celulares se bloquean, existe la pérdida de la conciencia, por lo que las células comienzan a morir y esto conlleva a la muerte de tejidos entre los cuales hay que destacar los de vital importancia que son el cerebro y el corazón", mencionó.

Felipe Hoyos mencionó que cuando existe daño neuronal, este puede ser identificado mediante la dilatación de las pupilas, lo cual significa una muerte cerebral.

No obstante, debido al automatismo del corazón, este seguirá latiendo hasta que la presión sanguínea caiga y comience a cansarse debido a la falta de energía, posteriormente el paciente entrará en un paro cardiaco que es el responsable de la muerte de la persona en la mayoría de los casos, indicó.

Si la muerte por hipotermia no ocurre, lo más probable es que existan secuelas con consecuencias que van desde daños musculares, problemas renales, daños cerebrales; hasta la amputación de extremidades.

“No se ha visto que las personas sobrevivan más de 36 horas sumergidas en el mar, no solo debido a la hipotermia sino por sus consecuencias”, dijo el galeno.

Las hipotermias intermedia y severa deben ser tratadas solo por médicos especialistas, ya que incrementar la temperatura corporal de manera brusca, puede generar un estado de shock al paciente.

CÓMO ACTUAR

El manejo del trastorno debe ser en una UCI (unidad de cuidados intensivos) debido a la complejidad del cuadro clínico y al manejo que ha de tener un monitoreo exhaustivo de todos los indicadores pertinentes, como vigilancia cardiaca, administración de oxigeno, entre otros.

Los médicos deben establecer un calentamiento activo que consiste en técnicas de calentamiento extracorporal (venovenosa, hemodiálisis, calentamiento arteriovenosos continuo, circulación extracorpórea).

Sin embargo, la primera medida ante cualquier caso de hipotermia es cubrir al paciente con mantas, principalmente en la cabeza, donde existe la mayor concentración de frio.

Renzo Álvarez/RPP