Israel: Las medidas que lograron una veloz vacunación contra la COVID-19 en casi cuatro meses

En conversación con Encendidos, el doctor Alejandro Roisentul, desde Israel, comentó sobre las medidas que han acompañado a la vacunación contra la COVID-19 para bajar las cifras de contagios y fallecidos tras la inmunización.

En conversación con Encendidos, el doctor Alejandro Roisentul, desde Israel, comentó sobre las medidas que han acompañado a la vacunación para bajar las cifras de contagios y fallecidos tras la inmunización. | Fuente: AFP

La vacunación en Israel se ha convertido en un caso exitoso a nivel mundial. Desde ese país, y en conversación con Encendidos de RPP Noticias, Alejandro Roisentul, director de la Unidad de Cirugía Maxilofacial del hospital de la ciudad de Safed de la Universidad de Bar Llan, comenta las claves de la inmunización.

“Nosotros empezamos el plan de vacunación en diciembre con mayores de 60 y luego con personal de salud, y pronto comenzamos a vacunar, al mes, a mayores de 16 años. De todo ese grupo de más de 16 años, hay un 85% que ya están vacunados”, comentó.

Roisentul añade que “hay varios puntos, uno es que el sistema de salud es un sistema nacional, social, que está desde hace muchísimos años, desde comienzos del estado de Israel, un sistema donde el 100% de la población tiene obra social, recibe una atención 100% cubierta por el Estado”.

“Otra es que Israel apostó desde un primer momento por la vacuna cuando ni siquiera Europa había apostado. Israel, ya desde el principio de la pandemia, había hecho acuerdos con la empresa Pfizer y decidieron hacer una prueba piloto con Israel muy importante, un país relativamente chico con 9 millones de habitantes y hacer este plan donde Israel se comprometía a vacunar a toda la población en forma muy eficaz y muy rápida. No se olviden que el tema de la vacuna, en ese momento, no se sabía como se iba a manejar por el tema de la logística, porque son vacunas nuevas, vacunas que necesitaban frío de -80ºC. Israel prometió poder manejar eso en forma eficaz y así se hizo”, explicó.

Roisentul menciona que desde diciembre se ha podido vacunar a toda la población que se puede vacunar, desde 16 años en adelante. “Tenemos un millón de personas que no están vacunadas, personas que no quieren ser vacunadas y quienes no pueden ser vacunadas. Esto va junto con las restricciones muy importantes que hizo Israel durante todo el año: todo estuvo cerrado durante todo el año, restaurantes, cines, teatros, estadios, todo estuvo cerrado hasta hace muy poco. Ahora se volvió a abrir solamente con lo que se llama el pase verde. Es decir, tenemos todavía medidas restrictivas para que esto no vuelva para atrás”, afirma.

PASE VERDE

Roisentul menciona que el pase verde, usado en el país, significa que las personas que están vacunadas reciben digitalmente en el celular el permiso para poder entrar, por ejemplo, a gimnasios, cines, restaurantes. Los que deciden no vacunarse, entonces, no pueden entrar.

“La infraestructura que tiene Israel sobre el sistema de salud, que un sistema controlado al 100%, super eficaz, entonces es muy fácil llegar. Tenemos estas administradoras de la salud que podemos llegar a cada persona, a cada lugar, con sucursales, al lado de cada barrio hay sucursales de estos servicios de salud que están todos. Desde el sur hasta el norte del país, está cubierto al 100%. Todos los que viven aquí (en Israel) tienen este sistema, que se descuenta del sueldo de las personas y también las personas que están desocupadas reciben esta cobertura. No hay nadie que se quede fuera. Este, en un principio, es la base de este plan de vacunación o lo que es el enfrentamiento a la pandemia”, agrega.

“Israel es un país que está acostumbrado a las emergencias, lo que es ponerse al pie de cañón, están en situación de guerra, la gente supo eso y tomó responsabilidad. Supieron que sin solidaridad estaríamos en mal camino. Si el 100% de la gente no se enrola en combatir el virus, no vamos a poder lograrlo”, sostiene.