Proponen crear un pasaporte para las receptoras de implantes mamarios

En este ´pasaporte´ se deben especificar las características de la prótesis, sus posibles efectos secundarios y potenciales riesgos para la salud. Deberá ser firmado por el cirujano y la paciente.

El Parlamento Europeo (PE) propuso hoy la creación de un "pasaporte" para las receptoras de implantes mamarios, así como la realización frecuente de inspecciones "sorpresa" a los fabricantes de estas prótesis, entre otras medidas de control para evitar casos como el de la empresa francesa PIP.

En una resolución aprobada hoy, los eurodiputados proponen un conjunto de medidas para reforzar el control y el seguimiento de los productos sanitarios, y en especial para los implantes mamarios.

El PE pide la introducción "inmediata" de medidas para reforzar los controles de los productos sanitarios ya comercializados, como realizar inspecciones "sorpresa" con frecuencia en toda la cadena de producción, así como reforzar los criterios de autorización para los productos.

Otra medida destacada es la creación de un "pasaporte" o documento informativo para las receptoras de los implantes mamarios, en el que se especificarían las características especiales de la prótesis, sus posibles efectos secundarios y potenciales riesgos para la salud, además de las medidas de seguimiento postoperatorias a las que deben someterse las pacientes.

Este "pasaporte" deberá estar firmado por el cirujano y por la paciente, y también serviría como formulario de consentimiento para la intervención.

El PE destaca la necesidad de sensibilizar a la opinión pública sobre los riesgos potenciales de los implantes mamarios de gel de silicona, e informar mejor sobre la necesidad de sustituir dichas prótesis una vez transcurrido un período de tiempo que varía de una persona a otra.

Con estas medidas se pretende impedir que en la UE se repitan situaciones como la reciente distribución de prótesis defectuosas como las de la empresa francesa PIP, un caso que afectó a miles de mujeres europeas.

EFE