Tifoidea, enfermedad muy común del verano, es un proceso infeccioso general

Si tiene una persona enferma en casa, desinfecte el baño cada vez que lo use

Llegó el verano y también una serie de enfermedades típicas de los meses de calor. La tifoidea es una de las más comunes en esta época del año. Si no quiere poner en riesgo su vida,  ponga mucha atención a lo que come y bebe, podría terminar postrado en cama durante semanas.

 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) califica a la tifoidea como un problema de salud pública, que causa la muerte de 600 mil personas al año y  suele afectar a niños y jóvenes entre los 5 y 19 años.  Su período de incubación es de 14 días, en promedio, y su vía de contagio es fecal-oral, a través de alimentos y agua contaminados.

 

Sus síntomas son fiebre, dolor de cabeza, malestar general, disminución del apetito, dolor abdominal, erupciones en el pecho y diarrea y/o estreñimiento. Debe ser tratada con antibióticos, a fin de evitar complicaciones graves como hemorragias o perforaciones intestinales.

 

El doctor Roberto Sano, explica que la bacteria "salmonella paratyphi" es la causante de este mal. Cuando se adquiere se disemina desde los intestinos hasta los ganglios, hígado y bazo a través de la sangre, lo que provoca decaimiento general del paciente.

 

"La tifoidea se adquiere por vía oral, sangre y leche materna. Puede afectar a distintos órganos como el hígado. Es un proceso infeccioso general. Aquí radica la importancia de ser tratada rápidamente",  manifiesta el especialista, quien invoca a grandes y chicos a lavar bien las verduras y frutas y no tomar agua del caño.

 

Para evitar contagiarnos debemos lavarnos bien las manos ante de comer y acudir a restaurantes de confianza, que utilicen verduras y carnes frescas y en perfectas condiciones.