|

Trasplante de médula ósea: ¿Qué son las células progenitoras y en qué casos se usa?

El trasplante de órganos, tejidos y células es, muchas veces, la única alternativa para aquellos pacientes que sufren de enfermedades irreversible.

El trasplante de órganos, tejidos y células es, muchas veces, la única alternativa para aquellos pacientes que sufren de enfermedades irreversible. | Fuente: EFE

Este 27 de febrero se conmemora el Día Mundial del Transplante de Órganos y Tejidos, una fecha que nos ayuda a reflexionar sobre la importancia de la donación y el transplante como alternativa para pacientes que padecen enfermedades diversas.

En el caso de los pacientes que requieren de un transplante de médula, este tratamiento se aplica en pacientes oncológicos con enfermedades como leucemia, linfoma y mieloma múltiple.

La doctora Lourdes Aranda Gomero, jefa del Servicio de Hematología Especializada (Trasplante de Médula Ósea) del Hospital Rebagliati, comenta que el transplante de médula ósea renueva la médula enferma que no funciona correctamente por otra sana, que pueda reconstituir sus funciones.

“No es un procedimiento quirúrgico, no se corta al paciente. Es similar a una transfusión sanguínea. La mayoría de los pacientes que reciben este procedimiento son aquellos con patologías hematoncológicos como leucemias, linfomas, mielomas múltiples y, algunas enfermedades congénitas autoinmunes, como la anemia anemia aplásica o inmunodeficiencias primarias”, comenta.

La especialista menciona que existen tres tipos de trasplante de médula ósea: autólogo (extraídas del propio paciente, que se realiza en el Hospital Rebagliati desde 1994), alogénico idéntico (se le infunde al paciente, células procedentes de la médula ósea de un donante emparentado) y alogénico – haploidéntico (se le infunde al paciente, células procedentes de la médula ósea de un donante emparentado con un 50 % de compatibilidad, se realiza en el Hospital Rebagliati desde el 2015).

CÉLULAS PROGENITORAS

Por su parte, el doctor Sergio Murillo, jefe de la Sub Unidad de Trasplante de Progenitores Hematopoyéticos o TPH del Instituto de Salud del Niño San Borja, comenta que el transplante de células progenitoras hemotopoyéticas se realiza para restaurar la función de la médula ósea a causa de algunas enfermedades.

El especialista resalta que no se sabe por qué se les comenzó a llamar células madre, pero estas se refieren a las células originarias.

“Esas células TPH se pueden obtener de diferentes sitios: de la médula ósea, en la sangre del cordón umbilical y de la sangre de las venas que han sido migradas ahí desde la médula ósea para su colección, llamada sangre periférica”, agrega.

El doctor Murillo resalta que también existen los bancos de sangre del cordón umbilical que son útiles para los transplantes de células progenitoras. Sin embargo, se prefiere el uso de células progenitoras de un donante compatible, que pueden ser padres, hermanos, entre otros.

“Algunos tipos de leucemias pueden requerir de un trasplante de progenitores hematopoyéticos, como la linfoblástica aguda, mieloide aguada, aguda secundaria y linfática crónica. Además, los lindomas como los Hodgkin y no Hodgkin, síndromes mieolodisplásicos, aplasia medular y otras enfermedades”, finaliza.

Newsletter Todo sobre el coronavirus

La COVID-19 ha puesto en alerta a todos. Suscríbete a nuestro newsletter Todo sobre el coronavirus, donde encontrarás los datos diarios más relevantes del país y del mundo sobre el avance del virus y la lucha contra su propagación.


NUESTROS PODCASTS

Espacio Vital

¿Qué es la "Flurona"?


En Israel se detectó el primer caso de "Flurona", es decir un contagio de covid-19 e influenza a la vez. ¿Cómo se produce esto y cuál es el nivel de gravedad? El Dr. Elmer Huerta nos explica.