Una de cada cinco heridas no recibe el tratamiento adecuado, afirman

Las personas deben estar familiarizadas con el tratamiento básico de las heridas y no caer en los falsos mitos que puedan complicar el proceso de curación, advierten expertos.
Digemid

El Congreso de Heridas y Cicatrización de España concluyó que al menos una de cada cinco heridas no recibe el tratamiento adecuado, especialmente en casos de apariencia leve producidas en el entono doméstico, como cortes, contusiones, quemaduras o raspones.

Los expertos advierten que a la larga, un cuidado inadecuado de estos daños puede dar lugar no sólo a cicatrices que podían haberse evitado, sino incluso a determinadas disfunciones anatómicas, como pérdida de movilidad.

Por ello, las personas deben estar familiarizadas con el tratamiento básico de las heridas y no caer en los falsos mitos que puedan complicar el proceso de curación, como pueden ser los siguientes:

"Es un rasguño sin importancia"

Falso. Todas las heridas precisan de atención de la posible hemorragia, el dolor y un tratamiento local que favorezca la cicatrización, de tal forma que incluso las de menor gravedad deben ser consideradas, aunque sea a menor escala.

"Las heridas no se lavan"

Falso. El principal componente del cuerpo humano es el agua, y es por ello que la humedad en su justa medida ayuda a la cicatrización, además de impedir que se produzca una posible infección.

"Es bueno lavar las heridas con jabón casero"

El jabón casero es un estupendo producto para la ropa pero un mal producto para la herida, ya que no solo altera el medio necesario para la cicatrización, sino que altera la flora habitual de la piel, muy necesaria para mantener el medio ácido de la piel que nos protege de las infecciones.

"Es bueno que se forme costra"

Aunque nos sorprenda, los expertos reunidos en el congreso han recalcado que es importante lavar frecuentemente la herida, evitando que se forme la costra.

"Las heridas deben dejarse al aire"

Para cicatrizar correctamente una herida debe mantenerse inmovilizada durante dos o tres días, y para ello necesita estar cubierta por un vendaje adecuado.

"El sol es bueno para la herida"

Se trata de otro de los mitos más extendidos. En términos generales, la radiación solar es un factor negativo para la herida, ya que favorece la inflamación, como durante el proceso de cicatrización.

"Ponte un poco de esto y se cura sólo"

La gente recurre muy a menudo a remedios caseros para tratar las heridas, especialmente en caso de quemadura, sin saber que en muchos casos estos "trucos" son poco eficaces o incluso pueden ser peligrosos.

Por norma general, cuando se produzca una quemadura lo mejor es lavar con agua fría la zona, a ser posible mediante una toalla o compresa, y sobre todo evitar aplicar otros productos que puedan provocar dolor, producir alergias o incluso profundizar la quemadura.