Una nutrición completa es necesaria para que una persona supere una enfermedad

El experto analiza la importancia de la nutrición como mecanismo integrador en contra de la enfermedad. Esto puede aplicarse en casos especiales en que la persona esté internada en el hospital.

La nutrición es necesaria para que una persona pueda recuperarse luego de una enfermedad. | Fuente: Getty Images. | Fotógrafo: noipornpan

La enfermedad es un proceso natural del ciclo vital, que exige y demanda una extremada cantidad de energía a los seres vivos que la padecemos.

Solo pensemos en la peor de nuestras gripes, dolor de huesos, muscular, fiebre, desgano. Toda una variedad de signos y síntomas, que incluye inapetencia y muchas veces dolor de garganta y ataques de tos. Esta enfermedad no nos obliga a hospitalizarnos.

Las enfermedades que pueden aquejarnos y nos obligan a hospitalizar son mucho más severas y, dependiendo de su gravedad, puede llevarnos a estar hospitalizados en cuidados intensivos, donde el paciente puede estar conectado a distintos aparatos que lo mantienen con vida. Esto puede generar dos cosas: dolor y ansiedad, al estar en un ambiente muy diferente de su casa, a veces imposibilitado de hablar y muchas veces despertando allí, después de haber estado en otro ambiente hospitalario, antes de su hospitalización en Unidad de Cuidados Críticos.

La complejidad de cada enfermedad y los altos niveles de especialización de los profesionales de salud, hace que, a veces, se vea el árbol y no el bosque. El detalle de los tratamientos y las pruebas diagnósticas tienen que acompañarse de la capacidad de observar la realidad de los pacientes como un sistema integrado.

La nutrición es un factor vital cuando uno está enfermo. | Fuente: Getty Images. | Fotógrafo: Artfully79

La alimentación es uno de los canales integradores y, la debilidad y fragilidad de los pacientes hace imposible que ellos se puedan alimentar adecuadamente. Sin una alimentación adecuada, no recibiríamos, como decían nuestras abuelas, la energía esencial, el combustible, para poder luchar contra la enfermedad y poder recuperarnos.

Es, por ello, esencial, contar con profesionales que puedan identificar estas vulnerabilidades y coordinar junto con los demás profesionales de la salud y las familias, las mejores maneras de tratar al paciente.

Estos equipos de profesionales forman los equipos de soporte nutricional especializado. La cruda realidad nos dice que llegamos a poco más de 20 equipos de soporte nutricional especializado en el país. Una tarea más que pendiente.