Cuarentena: ¿Cómo limpiar y cuidar los lentes de medida en casa?

Lavar los anteojos con agua y jabón, secarlos con un paño limpio y asearse las manos son algunas recomendaciones del especialista.

El aseo debe realizarse constantemente en los artículos que usamos a diario, como el caso de los lentes. Pero, es importante mencionar que las gafas funcionan también para protegernos de esta pandemia. | Fuente: Getty Images

Durante estas semanas de cuarentena es importante seguir ciertos cuidados y recomendaciones de limpieza para evitar el contagio del nuevo coronavirus. El aseo debe realizarse constantemente en los artículos que usamos a diario, como el caso de los lentes. Pero, es importante mencionar que las gafas funcionan también para protegernos de esta pandemia.

“Si bien es cierto, los anteojos son utilizados por personas que presentan problemas de refracción como la miopía, astigmatismo, hipermetropía, entre otros. Sin embargo, ante este contexto, los lentes deben ser empleados como medida de protección adicional al uso de la mascarilla, ya que nuestra visión es un canal para el ingreso del virus. De tal manera, se podrá disminuir la cantidad de partículas posiblemente contaminadas que puedan entrar a nuestros ojos”, indicó Gerardo Arana, director médico de Oftálmica Clínica de la Visión.

Ante el uso frecuente de este instrumento, ¿cómo debe ser la limpieza adecuada de los anteojos? El médico oftalmólogo brinda las siguientes recomendaciones:

1. Lavarlos con agua y con jabón

Se sugiere lavar los lentes con agua y con jabón antes y después de salir de casa. El jabón que se debe utilizar es el mismo que uno usa al lavarse las manos. Se deben asear los marcos, el puente nasal, las bisagras, las lunas y los tornillos, para asegurar que estén completamente limpios y reducir el riesgo de contagio.

2. Secar con un paño limpio

Al término del lavado, se deben secar los lentes con un paño limpio sin pelusas, de preferencia que sea de algodón. A su vez, para dejar impecables las lunas, se deberá pasar suavemente por ambas superficies la tela de gamuza que usualmente acompaña a los anteojos.

3. Asearse las manos

Finalmente, se recomienda que la persona se asee las manos antes y después de colocarse los lentes, ya que el usuario puede tocarse de casualidad el rostro. Este lavado tiene que ser de igual forma con agua y con jabón y como mínimo durante 20 segundos.