Contenido patrocinado por:

Este contenido fue financiado por un anunciante y creado por el departamento de publicidad del GrupoRPP. La organización encargada de las noticias del Grupo RPP no participó en la creación de este contenido.

Más información

Lesiones en el fútbol: ¿Cómo evitar los desgarros y esguinces?

El fútbol es un deporte que requiere mucho esfuerzo físico y preparación adecuada. Los desgarros y esguinces se pueden evitar con un adecuado acondicionamiento previo.

Las lesiones deben ser tratadas de manera adecuada por un médico especialista. | Fuente: Shutterstock

No hay duda de que el fútbol es el deporte más popular del planeta y practicarlo permite construir resistencia, mejorar la velocidad y permanecer en forma. Este suele requerir, aparte de empeño mental, mucho esfuerzo y contacto físico, por ello, las lesiones en piernas o articulaciones suelen ser comunes, incluso en jugadores profesionales.

En este mundial ya hemos visto casos parecidos como la del jugador Taiseer Al Jassam de Arabia Saudita que sufrió una lesión muscular en el muslo, o el caso del arquero de Túnez, Mouez Hassen, que se perdió parte de la fase de grupos por una lesión en el hombro.

Con la fiebre del mundial, muchas personas se motivan y empiezan a hacer más ejercicio del que usualmente realizan. Sea cual sea el deporte que practiques, la red de clínicas SANNA quiere darte algunas recomendaciones para que puedas prepararte y entrenar de manera adecuada para acondicionar el cuerpo.

¿Cómo prepararte antes de un partido?

Una de las principales recomendaciones es calentar antes de realizar la actividad. Para ello, existen diversos modelos de entrenamiento, pero todos mantienen una estructura base que consta de dos fases:

1) La primera fase se conforma por carreras, saltos y otras actividades aeróbicas con cambio de ritmo por un periodo de unos 10 a 15 minutos.

2) La segunda está enfocada a estiramientos dirigidos por unos 10 minutos con el fin de preparar los grupos musculares que más trabajan al jugar fútbol: los gemelos, aductores, cuádriceps, isquiotibiales y músculos lumbares.

Finalmente, antes de empezar a jugar, se debe acercar la musculatura lo más posible a la intensidad del juego real por lo que es conveniente realizar unos toques antes de iniciar el partido.

Una de las principales recomendaciones para evitar lesiones es calentar antes de realizar la actividad. | Fuente: Shutterstock

¿Qué lesiones son las más frecuentes?

Si bien existen diferentes tipos de lesiones que pueden afectar diferentes partes del cuerpo, en el fútbol las piernas suelen ser las más afectadas. Según el Dr. Daniel Ponce de León, especialista en Ortopedia y Traumatología de SANNA Clínica El Golf, las más frecuentes son:

Desgarros musculares

Consiste en la ruptura parcial o total de la masa del músculo, generalmente de las fibras internas. Esta lesión puede ser producida por un traumatismo directo (golpe directo) o de forma espontánea por una contracción muscular brusca.

Una vez con el médico, el diagnóstico se realiza a través de un estudio de ecografía de partes blandas y en casos de lesión severa se puede solicitar una resonancia magnética nuclear.

En Rusia 2018, el mediocampista ruso Alan Dzagoev fue el primer lesionado del mundial y tuvo que retirarse de la competencia tras sufrir un desgarro en el partido inaugural.

Las señales de desgarro son los siguientes:

- Intenso dolor en un área localizada.

- Limitación para apoyar la extremidad lesionada y poder continuar con la práctica del deporte.

- Si la lesión es severa, se presentará un hematoma de diferentes dimensiones debido a la rotura de vasos sanguíneos que recorren los músculos.

 

Sobre el tratamiento y recuperación:

- En casos leves se da medicación analgésica y la aplicación de agentes físicos como hielo local para aliviar el dolor. Podría necesitarse de 1 a 3 semanas de reposo y suspensión de la práctica deportiva para una adecuada recuperación.

- En casos severos se puede indicar inmovilización transitoria con férula, uso de muletas y/o sesiones de terapia física y rehabilitación. El tiempo de recuperación es de 6 a 8 semanas, siendo necesario antes de un retorno deportivo, una adecuada evaluación médica y controles de estudio de imágenes para evaluar el proceso de cicatrización muscular.

Recuerda que en casos de lesión, ya sea leve o severa, siempre es importante la comodidad del paciente, por ello, si te atiendes en la red de clínicas SANNA puedes usar su nueva APP que te permite agendar tus citas desde cualquier lugar. Además, si tienes una consulta por un dolor en particular que no sea una emergencia, puedes optar por llamar a médicos en línea para que te ayuden.

Es importante colocar hielo en la zona afectada y evitar masajes fuertes. | Fuente: Shutterstock

Esguinces de tobillo y rodilla

Dependiendo la magnitud del traumatismo y torsión sobre la articulación, puede ser desde un esguince leve con solo una distensión ligamentaria, hasta un esguince severo con ruptura total de algún ligamento. Precisamente por un esguince de rodilla Cristiano Ronaldo se perdió la final de la Eurocopa 2016 y estuvo fuera de las canchas por cuatro semanas.

Para elaborar el diagnóstico de esta lesión se realiza una evaluación física inicial y además un examen de rayos x para descartar o confirmar la presencia de alguna lesión del hueso (fractura). Asimismo, la resonancia magnética nuclear permite evaluar tridimensionalmente todo el trayecto de los ligamentos con una alta precisión.

Sobre el tratamiento y recuperación:

- En casos leves, el médico podrá determinar una inmovilización transitoria con férulas, vendajes u ortopédicos (rodillera, tobillera).

- En casos severos se puede indicar un tratamiento quirúrgico con reparación o reconstrucción de los ligamentos.

Si me lesiono, ¿cuándo debo acudir a emergencias?

Si durante la práctica deportiva se siente alguna molestia súbita, lo recomendable es detenerse momentáneamente y hacer una autoevaluación inicial.

En caso de que el dolor persista y haya imposibilidad de apoyar la extremidad lesionada, se debe suspender totalmente la actividad deportiva y acudir a un centro de atención médica para ser evaluado en emergencias por un médico especialista. Recuerda que si cuentas con el app de SANNA, puedes pedir una ambulancia de manera rápida y desde cualquier lugar para que te traslade con los cuidados adecuados.

Recomendaciones adicionales

- Siempre acondiciona tu cuerpo antes de realizar deporte o algún ejercicio que requiera esfuerzo físico.

- Evita movimientos de tracción brusca sobre el área lesionada (jalones) o frotaciones intensas, pues esto podría incrementar el proceso inflamatorio y producir mayores complicaciones e incremento del dolor.

- Termina la etapa de recuperación con la terapia física y rehabilitación, esta ayuda a atenuar el dolor y disminuir posibles complicaciones como la rigidez articular y la reducción de la masa muscular, propias de una lesión y de la inmovilización de la zona afectada.

- No te automediques ni esperes mucho tiempo para acudir al médico. Los medicamentos sin receta y los procedimientos tardíos podrían agudizar la lesión.

Es importante acudir a emergencias en caso de no poder apoyar el pie o dolores severos para realizar estudios y determinar el mejor tratamiento. | Fuente: Shutterstock
0 Comentarios
Valora la nota:Lesiones en el fútbol: ¿Cómo evitar los desgarros y esguinces?
¡Excelente!
Valoración Total
5/5
¿Qué opinas?