El pequeño aparato caído. | Fuente: Twitter

(Agencia N+1/ Gregory Kopiev). El pasado 17 de julio, el robot-patrullero autónomo K5, desarrollado por la compañía Knightscope, cayó en una fuente de agua de Washington Harbour, una zona turística de dicho estado en Estados Unidos. De acuerdo a los testigos del suceso, el robot estaba en modo autónomo cuando sucedió el accidente. La noticia fue dada por el portal Motherboard.

El robot K5 ha sido desarrollado por la compañía Knightscope y fue presentado al público a finales de 2013. Su función principal es la vigilancia. El robot está equipado con una cámara, láser para localizar objetos, radar, micrófono y visión infrarroja; y está capacitado para vigilar espacios cerrados y territorios. En caso de detectar una actividad sospechosa, el robot emite una señal de alarma a los agentes de seguridad.

Más alcances. Los servicios de prensa de la compañía fabricante han explicado que el robot K5 es nuevo en las instalaciones de la zona y forma parte del programa piloto para implementar sistemas de seguridad autónomos en Washington Harbour. El software del robot será optimizado para prevenir este tipo de incidentes.

No se trata del primer incidente con robots de este modelo. En 2016, un K5 tropezó y atropelló a un infante de 16 meses en un centro comercial de Stanford (el niño solo quedó con rasguños). La compañía explicó que el incidente se dio porque el robot, de 1.5 m y casi 140 kg, no vio al niño en su ruta.

Este es el aspecto de este robot. | Fuente: Knightscope
0 Comentarios
Valora la nota:Robocop cae en una fuente de agua y se ahoga
¡Excelente!
Valoración Total
5/5
¿Qué opinas?