¿Es útil motivar a tus hijos la lectura a cambio de darles la contraseña del WiFi?

Mientras que algunos padres de familia incentivan a sus hijos de esta forma, expertos afirman que esto no siempre es positivo y que el ejemplo es la clave para que se interesen en la lectura.

Este método podría generar que el menor, en vez de interesarse por la lectura, mejore su capacidad de búsqueda o encuentre la lectura aburrida. | Fuente: Getty Images

La fotografía de nota de una madre italiana en la que le indicaba a su hijo leer Ana Karenina (León Tolstoi) a cambio de obtener la contraseña de WiFi de su casa ha abierto el debate sobre si en verdad hacer algo así promovería la lectura en niños. “Hijo, la contraseña del WiFi de esta semana es el color del vestido de Ana Karenina en el libro. ¡He dicho en el libro, no en la película! Buena suerte, mamá. PD. He empezado a leer 'El Conde de Montecristo' (Alejandro Dumas)...”, se lee en el papel.

El tweet, subido por el escritor Juan Gómez Jurado, fue compartido más de 8 mil veces en menos de 48 horas en Twitter y cerca de 20 mil veces en la página de Facebook italiana Mamme che scrivono messaggi su WhatsApp (Madres que escriben mensajes de WhatsApp). Por un lado, unos usuarios aplaudieron la creatividad de la madre, pero por otro, fue cuestionado.

Una cara de la moneda. El profesor español de Lengua y Literatura Elías Gómez comentó a Verne de El País que este método “como forma de motivación es absurdo”. “La lectura no va a ser el objetivo del niño, sino el método para obtener otra recompensa", agregó.

"Es como si le das la paga a un niño a cambio de que te limpie el coche y, cuando dejas de darle la paga, esperas que siga limpiando coches por placer", comparó. Para el profesor, lo ideal es enganchar a los niños a la lectura de forma recreativa mas no obligatoria. “Cuando dicto clases, dejo que los alumnos escojan sus lecturas. Así me aseguro que haya más niños que terminan los libros que cuando son obligados".

Sobre la nota que dejó la madre a su menor, Gómez explicó que de esta forma el niño solo buscará datos concretos y su lectura se centrará en ello. “No encontrará un placer estético o disfrutará de la historia”.

Otra posición. Gemma Lluch, especialista en relatos para adolescentes y promoción de la lectura indicó a ese mismo medio que si bien el método de la madre no fomentaba la lectura, puede ayudar a que el niño aprenda a buscar información. "Una de las aptitudes que evalúa el examen PISA (un estudio internacional que mide el rendimiento académico de los alumnos en diferentes áreas) es la capacidad de buscar información en el texto", dijo la profesora a Verne.

"No tiene ni por qué leer el libro, puede buscar el color del vestido en Google o buscarlo en la obra con ayuda del buscador de palabras”, agregó. La experta explica que lo que se logrará con esta táctica será realizar una tarea a cambio de conseguir algo.

Tanto Gómez como Lluch coinciden en que la clave para conseguir que un niño lea es que sus padres también tienen que hacerlo. "Es necesario que los niños vean que la lectura no es algo obligatorio sino algo en el que pueden disfrutar en el tiempo libre", contó Gómez. "Si los padres no leen ni valoran la lectura es muy complicado que los niños lean", dijo Lluch. 

0 Comentarios
Valora la nota:¿Es útil motivar a tus hijos la lectura a cambio de darles la contraseña del WiFi?
¡Excelente!
Valoración Total
5/5
¿Qué opinas?