El estudio analizó a más de 300 mil personas. | Fuente: Shutterstock

Una cerveza al día podría reducir el riesgo de muerte prematura

Un estudio realizado en China afirma que el consumo de cerveza de manera moderada reduce el riesgo de muerte prematura.

La ingesta de alcohol está relacionada a diversas enfermedades. Sin embargo, un estudio de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Shandong, en China, afirma que el consumo de una cerveza al día puede ayudarnos a vivir más años.

La investigación, que se llevó a cabo entre los años 1997 y 2009, analizó los datos de más de 330 mil personas, quienes respondieron preguntas acerca de la frecuencia y consumo de alcohol (vino y cerveza). El objetivo de la investigación era examinar la relación que existe en el consumo de bebidas alcohólicas y el riesgo de mortalidad por cualquier causa.

Para que el resultado sea lo más exacto posible, los investigadores dividieron a los encuestados en seis grupos: los abstemios, los bebedores poco frecuentes, los exbebedores, los bebedores algo frecuentes (menos de tres bebidas a la semana), bebedores moderados (más de tres bebidas a la  semana y menos de 14 para los hombres o siete para las mujeres) y los grandes bebedores (más de 14 bebidas a la semana para los hombres y siete bebidas paras la mujeres).

Los resultados, que fueron publicados en la revista Journal of the American College of Cardiology, arrojaron que las personas que consumen poco o moderado alcohol tienen menos posibilidades de morir jóvenes, ya que estas bebidas proveen algunos efectos protectores hacia algunas enfermedades cardiovasculares.

“Nuestra investigación muestra que beber de forma ligera a moderada puede tener algunos efectos protectores contra las enfermedades cardiovasculares. Existe un delicado equilibrio entre los efectos benéficos y perjudiciales del consumo de alcohol, que debe enfatizarse en los consumidores y los pacientes", aseguró Bo Xi, investigador de la Universidad de Shandong.

Por otro lado, el Organismo Mundial de la Salud (OMS) considera al alcohol como el principal problema de salud pública en el mundo. Por ello, se recomienda tener mucho cuidado con la frecuencia con la que se consume este tipo de bebidas.

La responsabilidad del contenido y autoría del presente artículo es de RPP.