El 58% de la población sufre de estrés laboral. | Fuente: www.shutterstock.com
Bienestar

Beneficios de los masajes en la oficina

Un masaje de 15 minutos en tu lugar de trabajo puede aumentar tu productividad en un 25%, reduciendo el estrés laboral. En el Perú al menos el 58% de la población sufre de estrés laboral.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el estrés laboral es uno de los principales problemas tanto para la salud de los trabajadores como para las entidades en las que trabajan. La OMS considera este mal como una epidemia global. Una encuesta del Instituto Integración realizada el 2015 en 19 regiones del Perú, señaló que el 58% de la población sufre de estrés laboral.

La carga laboral provoca diferentes grados de tensión, algunos colaboradores pueden sobrellevarlos, pero otros son vulnerables. Al no saberlos manejar, se desencadenan problemas de salud que afectan la calidad de vida del trabajador. Son muchas las medidas a las que se puede acudir para contrarrestar el estrés laboral. Una de ellas, bastante efectiva, es la aplicación de masajes en la oficina. Según estudios de la Universidad Nacional Autónoma de México (Unam), 15 minutos de masajes en la oficina son suficientes para contrarrestar el estrés laboral.

15 minutos de masajes en la oficina son suficientes para contrarrestar el estrés laboral. | Fuente: www.shutterstock.com

En el blog de bienestar y salud laboral, el doctor Benjamín Villaseñor recomienda que los masajes sean aplicados por profesionales, y señala las ventajas de los mismos:

Para el personal de la compañía, los masajes tienen grandes beneficios:

  • Reduce el estrés, la fatiga y la ansiedad
  • Alivia la tensión muscular común en el cuello, los hombros, los brazos y las muñecas por el uso constante del teclado de la computadora y el ratón.
  • Mejora la concentración mental.
  • Alivia los dolores de cabeza y migrañas.
  • Alivia el dolor de espalda y mejora la postura
  • Favorece la circulación sanguínea.
  • Aumenta la energía y por lo tanto la productividad.
  • Al notar una sensación de bienestar, el empleado se vuelve más consciente de su salud.
  • Aumenta la motivación y el compromiso.
La carga laboral provoca diferentes grados de tensión, algunos colaboradores pueden sobrellevarlos, pero otros son vulnerables. | Fuente: www.shutterstock.com/

Para la empresa, también:

  • Ahorra gastos gracias al incremento en la productividad y motivación personal.
  • Promueve un clima laboral armonioso ya que los trabajadores se encontrarán más relajados y felices.
  • Ahorra gastos generados por bajas de enfermedad y ausentismo.
  • Retiene talento clave.
  • Reduce costos asociados con enfermedades originadas por estrés.
  • Disminuye reclamaciones relacionadas por esfuerzo excesivo.
  • La empresa se vuelve un buen sitio para trabajar, lo que empieza a ser difundido por sus empleados.
  • Mejora la salud física y mental de su fuerza laboral.
  • Muestra interés por el bienestar de sus empleados.
Queremos escucharte
Déjanos conocer tus dudas o comentarios para que nos comuniquemos contigo
Acepto estar de acuerdo con los términos y condiciones