Calcular tu capacidad de pago no es complicado, pero debes conocer ciertos conceptos básicos para hacer el cálculo. | Fuente: www.shutterstock.com
Finanzas

¿Cómo conocer mi capacidad de pago?

Si planeas asumir una nueva deuda, debes saber cuánto puedes pagar al mes. Para saberlo, existen fórmulas que te ayudarán a definir si estás en la posibilidad de endeudarte sin afectar tus finanzas.

La capacidad de pago es un indicador para conocer qué tan posible es que cumplas con tus obligaciones financieras. Según la web ‘Abc Finanzas’, la cifra es calculada por las entidades de finanzas para otorgarte un crédito, es decir, a priori de que una entidad afirme esta obligación debe valorar si estamos en la capacidad de responder a dicho crédito. De lo contrario, no procedería.

Calcular tu capacidad de pago no es complicado, pero debes conocer ciertos conceptos básicos para hacer el cálculo.

Ingresos. Suma tu salario, arriendos, pensiones y todo dinero que recibas al mes. Recuerda que debes promediar un ingreso mensual haciendo un cálculo de al menos un año para obtener una cifra clara.

Gastos. La suma de todas tus obligaciones, que incluyen alimentación, vivienda, transporte, ocio, y pago de deudas: eso es el total de tus gastos. Este indicador debe ser lo más realista posible e incluir todo lo que necesitas para poder vivir de manera cómoda, no holgada, cada mes.

La capacidad de pago es un indicador para conocer qué tan posible es que cumplas con tus obligaciones financieras. | Fuente: www.shutterstock.com

Disponible. Es la diferencia entre tus ingresos y gastos. Este número te permite saber si ganas más de lo que gastas y conocer de cuánto dinero dispones libremente al mes.

Gastos imprevistos. Existen expensas de emergencia o inesperados que pueden surgir en cualquier momento. Se recomienda calcular el 20% del disponible y sumarlo a los gastos para hacer el cálculo.

Gastos eventuales. Son aquellos gastos hormiga, pequeñas compras no presupuestadas que no son calculados ya que no son fijos. Para deducirlos, utiliza tu nuevo disponible (luego de extraer el 20% de imprevistos) y separa un 10%.

Disponible final. Es el monto luego de extraer los gastos imprevistos y eventuales de tu disponible inicial.

Para deducir tu capacidad de pago debes realizar una operación matemática simple: divide tu disponible final entre tu total de ingresos. Esta cifra la representará. Los bancos suelen determinar que una capacidad de pago de menos del 10% es baja, normal entre el 10% y 30% y alta cuando supera el 30%. Ahora ya puedes hacer el cálculo y asumir nuevas responsabilidades.

Para deducir tu capacidad de pago debes realizar una operación matemática simple: divide tu disponible final entre tu total de ingresos. | Fuente: www.shutterstock.com
Queremos escucharte
Déjanos conocer tus dudas o comentarios para que nos comuniquemos contigo
Acepto estar de acuerdo con los términos y condiciones