coronavirus
En la actualidad, no existe una vacuna para prevenir el COVID-19. La mejor forma de enfrentarla es evitar la exposición a este virus. | Fuente: Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC)

Los coronavirus son una gran familia de virus que causan enfermedades que van desde el resfriado común hasta afecciones más graves. El nuevo coronavirus (COVID-19) es un tipo no identificado previamente en humanos, que se puede propagar rápidamente a través del contacto con otras personas o tocando superficies contaminadas por este virus.

El día viernes 6 de marzo, se confirmó el primer caso de coronavirus en el Perú. Ante esto, con la finalidad de contener y controlar la propagación del COVID-19, el gobierno peruano declaró el estado de emergencia nacional con vigencia de quince días y recalcó la necesidad de tomar medidas de prevención frente a esta pandemia para cuidar nuestra salud y proteger a los demás.

Entre las medidas estipuladas por el gobierno, se encuentran el aislamiento social obligatorio de la población, el cierre de las fronteras y la suspensión de actividades laborales del sector público y privado (con excepciones).

¿Por qué es necesario seguir estas medidas de prevención?

Este coronavirus, se conoció recientemente tras el brote en la ciudad de Wuhan (China) en diciembre de 2019, por lo que todos nos encontramos en un proceso de aprendizaje sobre cómo enfrentarlo. Sin embargo, se sabe ya que el COVID-19 —al igual que otros virus y bacterias— se puede propagar a través del contacto con otra persona infectada y superficies contaminadas.

El reto más grande en esta coyuntura es cuidar a los peruanos, tomando decisiones para proteger a todos los miembros de nuestra comunidad. Por ello, seguir las medidas de prevención como el Estado de Emergencia y la orden de inmovilización social obligatoria son importantes para detener la propagación del COVID-19. Asimismo, existen otras disposiciones referidas a métodos de higiene frecuentes y nuevos protocolos de interacción social que todos podemos poner en marcha para evitar el contagio:


Aislamiento social

La mayoría de las personas que contraen este tipo de coronavirus, padecen una enfermedad leve y posteriormente se recuperan, pero en otros casos puede ser más grave. En este marco, la disposición más importante para evitar el contagio ha sido el aislamiento social.

¿Por qué es importante? Cuando alguien con una enfermedad respiratoria, como el coronavirus, se encuentra cerca y estornuda o tose, proyecta pequeñas gotas de saliva que contienen el virus. Estas gotitas pueden adherirse a la superficie de objetos que tocamos diariamente o si nos encontramos muy cerca, podemos inhalar el virus.


Medidas de higiene respiratoria

Enfermedades respiratorias como la gripe o influenza y hasta el coronavirus son altamente transmisibles, a través de minúsculas gotas de saliva que son diseminadas por las personas infectadas al hablar, toser o estornudar. Por ello, es necesario cubrirnos la boca y la nariz con el codo flexionado.

¿Por qué es importante? Al cubrir la boca y la nariz durante la tos o el estornudo se evita la propagación de gérmenes y virus. Si usamos nuestras manos para cubrirnos al estornudar o toser, luego vamos a contaminar los objetos y a las personas que los toque.


Lavarse las manos

A lo largo del día, nuestras manos tocan muchas superficies que pueden estar contaminadas con distintos virus y bacterias. Al tocarnos los ojos, la nariz o la boca con las manos contaminadas, podemos transferir el virus de la superficie a nuestro propio organismo.

¿Por qué es importante? Lavarse las manos frecuentemente es importante para protegernos del coronavirus, pero también de enfermedades más comunes como las diarreicas y respiratorias (resfríos y gripe). Al lavarse las manos con agua y jabón, estos arrastran los microorganismos adheridos a nuestra piel.