¿Cuánto puedo ahorrar si uso bombillas LED?
Las bombillas LED consumen menos energía que otros focos y no poseen mercurio, por lo que son más amigables con el medio ambiente. | Fuente: Shutterstock

Uno de los principales gastos en casa se ve reflejado en el recibo de luz. Justamente un recurso esencial en nuestro día a día que nos permite desarrollar una serie de actividades necesarias como lavar o planchar hasta poder cargar el teléfono móvil, la laptop e incluso ver TV.

En ese sentido, existen muchas maneras de iluminar los espacios del hogar, siendo siempre la ideal el saber aprovechar la luz natural máximo. Cuando esta ya no es suficiente, lo usual es que usemos focos. Hemos pasado de los incandescentes a los ahorradores hasta llegar a las bombillas LED, que actualmente representan la mejor opción para ahorrar y para ser amables con el medio ambiente.

Focos incandescentes y ahorradores

Los focos incandescentes se ubican en la última parte de la tabla de eficiencia energética, pues representan un consumo mayor y dañan el medio ambiente. Estos tienen una duración de apenas 1, 200 horas, se calientan con facilidad y son más propensos a quemarse debido a esto. En el recibo de luz pueden llegar a costar hasta 5 o 6 veces más que cuando se usan focos LED.

Aunque los focos ahorradores tienen un tiempo de vida de 10 mil horas de uso y consumen menos que los incandescentes, es preciso mencionar que ambas contienen mercurio, una sustancia potencialmente tóxica tanto para el ser humano como para el medio ambiente.

Bombillas LED: La mejor opción

Una bombilla LED consume hasta un 80% menos energía que un foco incandescente y hasta 66% menos que un foco ahorrador. Según la calculadora de consumo del Ministerio de Energía y Minas, si por ejemplo utilizamos un foco incandescente de 100 watts durante cinco horas al día, gastamos 6.15 soles en un mes, mientras que con un foco LED apenas gastamos 0.92 soles.

Otros beneficios de las bombillas LED son:

- Tienen una duración aproximada de 50 mil horas, por lo que se pueden utilizar más de 15 años funcionando 8 horas al día.

- No contienen mercurio así que son más ecológicas. Además, por su larga vida útil, no hace falta que las cambiemos constantemente.

- Se encienden al instante sin necesidad de calentarse antes. La luz LED utiliza mucha menos energía para producir la misma emisión de luz que otros focos y alcanza su máxima intensidad al instante.

- Son más resistentes: soportan golpes y vibraciones de mejor manera.

- Tienen una mejor calidad de luz, la cual es más nítida y brillante con una intensidad de luz pareja y estable.

Los focos LED tienen una duración aproximada de 50 mil horas, por lo que se pueden utilizar más de 15 años funcionando 8 horas al día.
Los focos LED tienen una duración aproximada de 50 mil horas, por lo que se pueden utilizar más de 15 años funcionando 8 horas al día. | Fuente: Shutterstock