Ahorro de luz
Aprovechar las ofertas de compras y combos de servicios pueden ser la clave para reducir nuestros gastos. | Fuente: Shutterstock

La pandemia ha tenido un gran impacto en el bolsillo de todos los peruanos y la incertidumbre causada por el contexto actual hace que nos preocupemos más en prevenir futuras crisis, ocasionando también que nuestros niveles de compra se hayan reducido. De esta manera, muchos ciudadanos se han animado a guardar esa parte de los ingresos que no se destinan al consumo en el presente para utilizarlo en el futuro como una buena inversión o en previsión de necesidades.

Asimismo, dentro de nuestra oportunidad de quedarnos en casa para prevenir el contagio de coronavirus también podemos hacer mucho por contribuir a la sostenibilidad ambiental. Con medidas fáciles de incorporar a nuestra rutina como usar solo el papel necesario para trabajar, reciclar cartón y plástico, reducir nuestro consumo de alimentos empaquetados y desconectar los aparatos eléctricos que no usemos podemos hacer una gran diferencia que favorecerá a nuestro presupuesto y al ambiente.

Reciclaje de papel

Es cierto que gracias a la experiencia de trabajar desde casa los trabajadores se han ahorrado los tiempos de traslado, la molestia causada por el tráfico y el estrés de las ciudades. Sin embargo, también es necesario prestar atención también otros gastos ocultos al desempeñar nuestras labores de forma remota.

Por ejemplo, es común que al trabajar hagamos uso de una serie de útiles para escribir y organizarnos. Por ello, al realizar teletrabajo podemos evitar usar grandes cantidades de papel para apuntar y optar por herramientas digitales. Además, si nos resulta complicado leer grandes documentos en aparatos electrónicos, podemos elegir imprimir solamente en papel reciclado.

Reutilización de plástico, vidrio y cartones

Trabajar en casa nos brinda más tiempo para organizarnos en la preparación de nuestros alimentos y la coyuntura nos ha obligado a implementar la compra de productos para largos periodos de tiempo. No obstante, muchos de estos alimentos suelen estar empaquetados en frascos de vidrio, cartón o plástico.

Para contribuir con el planeta y a la vez brindarle un respiro a tu bolsillo, puedes optar por reutilizar estos materiales y darles una segunda vida usándolos como decoración o almacenamiento. Gracias a muchas personas innovadoras, podemos encontrar mil opciones en la web para ponernos creativos y si tenemos niños en casa, estos insumos pueden servir para juntos crear nuevas cosas y a la vez, reforzar sus habilidades motrices y cognitivas.

Reducción en el consumo de servicios

Los servicios de agua y electricidad representan un gasto importante en el presupuesto del hogar.  Sin embargo, son necesarios para poder llevar a cabo actividades cotidianas como alimentarnos, preservar la higiene, estudiar, trabajar y entretenernos.

Por esta razón, crear buenos hábitos para reducir su consumo es clave, sobre todo ahora que pasamos tanto tiempo en casa. Con decisiones sencillas como establecer un tiempo prudencial al bañarnos, lavar cuando tengamos la cantidad necesaria de ropa sucia o fijarnos en que las llaves de agua estén bien cerradas podemos reducir enormemente el número en los recibos a fin de mes.

Por otro lado, para ahorrar en el consumo de luz podemos incorporar medidas como desconectar los aparatos electrónicos que no estemos utilizando y apagar las luces de las habitaciones en las que no nos encontremos. Cambiar los focos convencionales por unos de tipo led y ahorradores también es una buena inversión que a largo plazo se verá reflejada en un menor costo por el servicio eléctrico.