¡Toma nota! Cuatro consejos prácticos para incentivar la lectura y el razonamiento matemático en tus hijos

La comprensión lectora y el razonamiento matemático son los temas más difíciles que deben desarrollar los escolares de primaria. Para lograr un aprendizaje integral es necesario el apoyo de los padres para reforzar en casa lo aprendido en la escuela.

En la prueba PISA 2015, de 70 países participantes, Perú quedó en el puesto 61 en matemáticas y 63 en comprensión lectora. | Fuente: Shutterstock

En el Programa para la Evaluación Internacional de Estudiantes (PISA 2015), de 70 países participantes, Perú quedó en el puesto 61 en matemáticas y 63 en comprensión lectora. Aunque esta prueba evalúa a alumnos de 15 años, sirve para entender que el problema con estas competencias básicas se da incluso desde los primeros años del nivel primario.

Para José Eduardo Patazca, miembro del equipo de Formación Docente de Fundación Telefónica, “los niños de primaria tienen dificultad para analizar información debido a que nuestro entorno social no está acostumbrado a leer y la mayoría de los padres no practica ni inculca la lectura en sus hogares”, por esta razón, es difícil trabajar la expresión oral y la producción de textos con los alumnos.

Esto conlleva también a que no sepan enfrentarse a un lenguaje simbólico como el de las matemáticas. El docente indica que por más que leen los problemas planteados, los estudiantes no resuelven los ejercicios porque no los entienden y si los desarrollan, lo hacen de forma mecánica y repetitiva.

Para cambiar esta situación, lo ideal es que los padres acompañen el aprendizaje constante de sus hijos. Para ello, Vanessa Atencio, profesora en el proyecto Aula Digital de Fundación Telefónica, indica que la comunicación entre padres y profesores es primordial para que sepan cómo va el progreso y qué aprendizaje necesitan reforzar en casa. “El niño que no tiene refuerzo en casa, no aprende. Esperan que el niño aprenda todo en clase cuando en realidad el aprendizaje es constante”, agrega.

A continuación te presentamos cuatro consejos dados por profesores para que puedas reforzar la lectura y las matemáticas con tus hijos de manera sencilla.

1) Deja que elijan sus lecturas y libros

Una forma de incentivar la lectura en niños de primer, segundo y tercer grado de primaria es leerles antes de dormir y, de preferencia, que ellos mismos elijan el título que quieren oír. En caso de que quieran tener su propio cuento, gracias a las herramientas tecnológicas es posible. La web Pancho y su Máquina de hacer Cuentos de Perú Educa les permitirá crear su propio cuento con imágenes y sonido personalizado.

La docente Sabina Dueñas, de la escuela 70047 en Huacta, Puno recomienda a los padres no forzar a sus hijos a leer libros que no les gusta, pues la clave está en que sientan motivación por leer y elijan temas de su interés. No es necesario que lean un libro entero, pueden empezar leyendo cosas pequeñas como artículos, cómics o revistas cortas.

Para los niños de 4to a 6to de primaria, es ideal enseñarles técnicas de lectura como el subrayado, preguntas directas y posibles hipótesis en función a lo que están leyendo. Por ejemplo, preguntarles qué entendieron o qué harían si ellos fueran uno de los personajes de la historia que han leído.

2) Practiquen matemáticas cuando van de compras

Se debe propiciar el aprendizaje de las matemáticas en el día a día para que los niños aprendan desde pequeños que no se trata de un “curso difícil” y quiten ese estigma. Por ejemplo, cuando se realizan compras en las tiendas o centros comerciales, podemos aprovechar para utilizar un lenguaje matemático, promoviendo que apliquen operaciones básicas como la suma, resta, multiplicación y división.

En el caso de niños de 10 años a más, una forma de practicar matemáticas de forma divertida es con la aplicación Oráculo Matemágico, que integra ejercicios de conteo, cálculo mental y otros, con un juego de magia y cartas intercambiables donde deberá enfrentar a 6 rivales inspirados en matemáticos históricos.

No tengas miedo de usar la tecnología para aprender junto con tus hijos. | Fuente: Shutterstock

3) Conversa con ellos y hazle preguntas diariamente

Conversar a diario con tus hijos es fundamental para desarrollar una comunicación fluida. Por ejemplo, hacerles preguntas directas de lo que les pasó durante el día en el colegio les sirve para que aprendan a relatar y narrar historias.

Los padres deben apoyar a sus niños utilizando un lenguaje apropiado y florido. En el caso de niños en jardín o en primer grado, es ideal una buena entonación y dicción para que aprendan a diferenciar los diferentes sonidos de cada una de las consonantes, pues el niño “escribe las palabras tal como las escucha”.

De hecho, una de las complicaciones dentro del curso de comunicación tiene que ver con la ortografía, sobre todo en niños de cuarto grado de primaria en adelante. Para poner en práctica esto, Dueñas recomienda practicar en casa con la aplicación gratuita El gran juego de ortografía, que tiene dos mil preguntas sobre diversas reglas del lenguaje.

4) Apóyate en la tecnología

No tengas miedo de usar la tecnología para aprender junto con tus hijos. Existen miles de recursos que te ayudarán a reforzar el aprendizaje en casa. Si necesitas reforzar el área de comunicación en los más pequeños, tienes herramientas en YouTube como los videos educativos de “El Mono Sílabo” para aprender las sílabas.

En el caso de matemáticas, la web Vedoque es ideal para que aprendan las operaciones básicas y si se trata de un repaso general de los temas de primaria, la aplicación ¿Cuánto sabes de primaria? es ideal. Recuerda que las herramientas digitales son diversas y variadas pero no son suficientes por sí solas, requieren siempre que acompañes a tus hijos en el aprendizaje.

¿Qué opinas?