COVID-19 y derechos sexuales: El embarazo adolescente sigue truncando el futuro de las niñas peruanas
Según la ENDES 2019, el 12.6% de las adolescentes y jóvenes entre los 15 y 19 años ya estuvo alguna vez embarazada. | Fuente: Plan International

La ONG Plan International reporta que el embarazo adolescente sigue siendo un problema latente en nuestro país y la COVID-19 ha agravado la situación. Según un informe de 2017 del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), en Perú se registran, cada día, cuatro nacimientos de madres menores de 15 años y el 99% de ellas viven en situación de pobreza.

El aislamiento social y la saturación de los servicios de salud han afectado el acceso a la información sobre derechos sexuales, la planificación familiar y la prevención de embarazos no deseados. Todo esto impacta de forma negativa en las adolescentes y mujeres.

Debido a la cuarentena, se darán 7 millones de embarazos no planificados en el mundo, según estimaciones de la UNFPA. Además, resalta que el confinamiento puede dejar a 47 millones de mujeres de 114 países de bajos y medios ingresos sin acceso a métodos anticonceptivos modernos. Solo en el Perú, se prevé que el número de nacimientos no planificados se incrementará entre 50 000 y 100 000 para 2020-2021.

Para evitar esto, se debe asegurar la entrega de kits de emergencia, así como el funcionamiento y el acceso a los servicios de planificación familiar, el acceso a métodos anticonceptivos y la entrega de información durante la pandemia, tal como señala la ONG Plan International en su Análisis Rápido de Género de la Emergencia COVID –19.

El derecho a la salud sexual y reproductiva

Las mujeres tienen derecho a la salud sexual y reproductiva, así como a crecer y vivir en un ambiente libre de violencia, con las herramientas necesarias para construir su propio futuro. Por esta razón, deberían acceder a anticonceptivos de forma gratuita, así como a información y orientación sobre temas reproductivos y sexuales. Lamentablemente, esto no sucede.

Datos de la Encuesta Demográfica y de Salud Familiar - ENDES 2019, indican que el 12.6% de las adolescentes y jóvenes entre los 15 y 19 años ya estuvo alguna vez embarazada. La falta de acceso a los servicios de salud sexual y reproductiva traen consecuencias negativas para las mujeres. Según la OEA, esto podría incrementar la mortalidad y morbilidad materna, aumentar las tasas de embarazo adolescente, VIH y otras infecciones de transmisión sexual.

La respuesta de Plan International Perú ante la COVID-19 implica acciones para la protección de la niñez, educación, y salud sexual y reproductiva.
La respuesta de Plan International Perú ante la COVID-19 implica acciones para la protección de la niñez, educación, y salud sexual y reproductiva. | Fuente: Plan International

En el Perú, debido a la pandemia, el acceso a servicios de planificación familiar y anticonceptivos se ha visto afectado por la reducción del personal de salud. Recién a fines de abril salió una resolución para asegurar la entrega de atención referida a salud sexual y reproductiva.

Por otro lado, los kits para la Atención de Casos de Violencia Sexual, que deberían estar disponibles en los centros de salud y hospitales, solo se han repartido en algunas zonas durante la emergencia. Sumado a esto, el sistema de justicia en cuanto a casos de violencia contra las mujeres aún presenta deficiencias. Hay muchos puntos sobre los cuales trabajar para asegurar los derechos de las niñas y adolescentes.

¿Cómo ayudar a la prevención del embarazo adolescente?

Si estás interesado en ayudar, puedes sumarte a los esfuerzos de la ONG Plan International, que trabaja hace más de 25 años en el Perú en temas de derechos de la niñez e igualdad de las niñas, niños y adolescentes, empoderándolos y preparándolos para la vida, con el fin de reducir la pobreza, la desigualdad de género y la exclusión.

La respuesta de Plan International Perú ante la COVID-19 implica acciones relacionadas a la protección a la niñez, educación, salud sexual y reproductiva, agua y saneamiento y transferencia monetaria directa, con enfoques transversales de género e inclusión, influencia y participación juvenil.

“Como parte de nuestro plan de respuesta, tenemos como meta beneficiar a 97 000 personas en las regiones de Piura, Cusco, Loreto, Lima y Tumbes, donando equipo de protección a los médicos y así facilitar la continuidad de los servicios de salud sexual y reproductiva.”, menciona Veronique Henry, directora país para Plan International Perú.

Desde el inicio de la emergencia sanitaria, Plan International ha gestionado la entrega de más de 87 000 equipos de bioseguridad y protección personal (EPP) en las regiones donde trabaja.

Además, con el proyecto “¡Decidamos ya!”, ha entregado kits educativos, kits de higiene, kits de higiene femenina y ha instalado estaciones de lavado de manos, gracias al apoyo de la Asociación Kallpa y el financiamiento del gobierno canadiense.

Puedes conocer más del trabajo de Plan International en Perú ingresando a www.planinternational.org.pe . Con tu ayuda, las niñas, niños y adolescentes del Perú, podrán informarse, empoderarse y hacer valer sus derechos para tener una nueva oportunidad.