Cualquier persona puede denunciar en favor de otra, haya sido testigo de los hechos de violencia o no.
Cualquier persona puede denunciar en favor de otra, haya sido testigo de los hechos de violencia o no. | Fuente: ANDINA/Melina Mejía

Hoy, 25 de noviembre, es el Día de la Eliminación de la violencia contra la mujer y, si bien, el trabajo de distintos sectores de la sociedad está enfocado en la prevención mediante la educación y concientización, mes a mes, los reportes de agresiones físicas, psicológicas, económicas y sexuales en el Perú se mantienen con números alarmantes.

Solo en octubre de este año, se registraron 22 tentativas de feminicidio en el país, según datos del portal estadístico del Programa AURORA. La respuesta de parte del Estado es imprescindible para amparar a las víctimas de agresiones y, para ello, el primer paso es interponer una denuncia.

Para darle las herramientas necesarias a las mujeres que deciden denunciar y así puedan atravesar el proceso de forma informada, GenderLab elaboró la Guía de acción rápida para denunciar actos de violencia contra las mujeres en el Perú. En esta nota, recopilamos algunas de las preguntas más importantes.

¿Si denuncio, puedo recibir medidas de protección?

Al denunciar, se activa un proceso que busca investigar y sancionar a los responsables de actos de violencia, así como proteger a la víctima y su entorno. La autoridad que reciba la denuncia ya sea la Policía Nacional del Perú; una fiscalía penal, mixta o de familia; o algún Juzgado de Familia, Mixto, De Paz Letrado o De Paz, completará un documento que valorará el riesgo que enfrentan.

Al llenar este documento, llamado Ficha de Valoración de Riesgo, se inicia un proceso de solicitud de medidas de protección y medidas cautelares ante el Juzgado de Familia. De acuerdo al nivel del riesgo identificado, estas medidas serán dictadas en los siguientes plazos:

  • 24 horas de recibida la denuncia si es riesgo severo.
  • 48 horas de recibida la denuncia si es riesgo leve o moderado.
  • 72 horas de recibida la denuncia si no es posible determinar el nivel de riesgo.

¿Necesito presentar huellas visibles de violencia para denunciar?

No, ya que la violencia no solo es física: puede ser psicológica, económica o sexual. Incluso, en el caso de la violencia física, puede que no haya dejado rastros. Las autoridades competentes no te pueden impedir presentar la denuncia por este motivo.

Recuerda que, en caso se nieguen a recibirla, puedes reclamar ante la Defensoría del Pueblo o reportar la atención indebida a la Central Única de Denuncias del Ministerio del Interior (a través de su página web o llamando al 1818) con la opción de hacerlo de forma anónima.

¿Tengo que presentar mi DNI y/o pruebas para denunciar?

No, la autoridad que recibe tu denuncia puede verificar tu identidad dentro del Sistema Integrado del RENIEC. Si eres extranjera y no tienes documento de identidad, también puedes denunciar.

Por otro lado, puedes presentar cualquier prueba que quieras aportar ya sean fotos, videos, correos electrónicos, mensajes de WhatsApp, declaraciones de testigos, entre otros, si las tienes y lo deseas. Esto fortalecerá el caso, pero no es un requisito indispensable.

¿Si soy testigo, también puedo denunciar?

Sí, cualquier persona puede denunciar en favor de otra, haya sido testigo de los hechos de violencia o no. No se necesita una carta poder ni ninguna otra formalidad legal. Tampoco se necesita tener los datos exactos de la víctima, es suficiente con que puedas dar referencias mínimas para ubicar a la persona afectada.

¿Qué preguntas pueden y no pueden hacerme?

Todas las preguntas que te hagan deben estar relacionadas con los hechos que estás denunciando. y para establecer el nivel de riesgo que enfrentas (por ejemplo: ¿El agresor ha amenazado con hacerle daño a tus hijos?). De ninguna forma pueden hacerte preguntas sobre tu vida privada, incluyendo tu comportamiento social o sexual.

Las autoridades tampoco pueden preguntarte sobre aspectos que no estén relacionados a tu denuncia. Menos aún pueden hacer preguntas que insinúen que eres culpable de la situación, tales como “¿no te defendiste?”, “¿por qué recién vienes?” o “¿qué habrás hecho?”. Si sucede, puedes denunciarlo a la Central de Riesgos del Ministerio del Interior.

¿Mi agresor me puede denunciar?

La contra denuncia por difamación es una estrategia que usan los agresores para intimidar a la víctima. Que denuncies haber sufrido un acto de violencia es tu derecho y no se incurre en difamación por ejercerlo. La víctima cumple con narrar los hechos sucedidos, mientras que las autoridades son las que establecen si se ha cometido un delito.

Por otro lado, si te defendiste físicamente de tu agresor, puede que esa persona también te denuncie. Si bien está en su derecho, ten en cuenta que puedes rechazar que te coloquen en el mismo espacio que la otra parte y cuida que no se modifique tu declaración: que esta siempre refleje lo que dices.

Recuerda que puedes comunicarte con la Línea 100 del Ministerio de la Mujer o con tu asesor legal para recibir asistencia al momento de poner una denuncia. Puedes encontrar esta información y más en la guía elaborada por GenderLab, útil para las mujeres que atraviesan o han atravesado actos de violencia, así como para cualquier persona que acompañe su proceso, ya sea un(a) amigo(a), familiar o compañero(a) de trabajo o vecino(a).

Para descargar la guía completa, haz clic aquí.