Newsweek
El descubrimiento podría ayudar a los paleontólogos a entender mejor la radiación adaptativa de los plesiosaurios. | Fuente: Newsweek

(Agencia N+1 / Daniel Meza).  Muchas especies prehistóricas no fueron descubiertas de inmediato: estuvieron almacenadas “delante de nosotros” por décadas sin conocerse exactamente qué eran o a qué época o grupo pertenecía. Algo así ocurrió con el Arminisaurus schuberti, un monstruo marino recién descubierto que dominó los Océanos Jurásicos hace 190 millones de años. El trabajo es una colaboración entre paleontólogos del Naturkunde-Museum Bielefeld (Alemania) y de la Universidad de Uppsala (Suecia) y fue publicado en la revista australiana Alcheringa.

El viaje de los restos del Arminisaurus fue largo y pesado. Los huesos fosilizados originalmente fueron hallados en una fosa de arcilla cerca a Bielefeld en Alemania, a inicios de los ochentas. Antes de que haya sido encontrado, el esqueleto completo e intacto fue destrozado por la maquinaria de excavación. Solo un 40% de los huesos pudieron ser recuperados entonces.

Estudio. Desde entonces, el fósil permaneció olvidado. Recién en el 2015, el paleontólogo amateur Siegfried Shubert, se animó a limpiar minuciosamente los huesos y los envió al Naturkunde-Museum Bielefeld en el 2015. El plesiosauro fue honrado con el nombre de su verdadero descubridor, Schubert, y del guerrero alemán Arminius. Los plesiosauros estuvieron entre los más exitosos depredadores marinos de la era de los dinosaurios, indicaron los investigadores en una nota de prensa. 

El caso de Arminius no era tan exorbitante (medía alrededor de 3 o 4 metros) y probablemente cazaba presas pequeñas como los calamares y peces. Sin embargo, se detectó en este que compartía la característica llamada plataforma escapular con plesiosaurios del Cretácico, período que siguió al Jurásico. Es además importante porque data de un lapso más temprano dentro del Jurásico, donde pocos fósiles plesiosaurios han sido hallados. Solo dos fósiles de plesiosaurios fueron clasificados en el misterioso lapso antes.

El paleontólogo amateur Siegfried Shubert, se animó a limpiar minuciosamente los huesos
El paleontólogo amateur Siegfried Shubert, se animó a limpiar minuciosamente los huesos | Fuente: Andreas Zobe
Sepa más: