Orquídea
En 2002, James Michael Kovach compró la flor en el puesto de venta de un poblador de la región San Martín y la llevó de forma ilegal a Estados Unidos. | Fuente: Andina

Indignación ha generado el caso de la orquídea que debería llamarse 'peruviana', pero que actualmente lleva el apellido de un estadounidense que logró patentarla como si se tratara de su descubrimiento.

Fue en el 2002, cuando James Michael Kovach compró la hermosa orquídea en el puesto de venta de un poblador de la región San Martín y la llevó de forma ilegal a Estados Unidos. En mayo de ese mismo año, la revista científica Selbyana de Florida publicó un artículo sobre dicha especie, bautizándola con el nombre Phragmipedium Kovachii.

A pesar de la denuncia del Instituto Nacional de Recursos Naturales (Inrena) ante el Servicio de Pesca y Fauna Silvestre de Estados unidos, el extranjero solo fue denunciado en su país por contrabando y posesión ilegal de especies amenazadas, por lo que se le multó con mil dólares.

Actualmente, el Perú solo se tiene 300 ejemplares de esta orquídea en el Bosque de Protección Altomayo, San Martín. La flor en cuestión, cuyo nombre nos fue arrebatado, se encuentra en peligro de extinción y representa un gran hallazgo científico debido a su color, tamaño y potencial genético.

Andina