China ya lanzó 54 satélites, pero solo 34 de ellos permanecen activos.
China ya lanzó 54 satélites para Beidou, pero solo 34 de ellos permanecen activos. | Fuente: Beidou

La guerra comercial entre Estados Unidos y China no solo se limita a la Tierra. El espacio y, más precisamente, la geolocalización son otro campo de batalla.

China está muy cerca de completar su red de navegación Beidou (literalmente “La Osa Mayor”), con el que planea reducir la influencia del GPS, administrado por la Fuerza Aérea de Estados Unidos.

China lanzó los primeros satélites de Beidou fueron lanzados el 2000 para cubrir su territorio y estuvo cerca de unirse al proyecto Galileo de la Unión Europea, pero decidió continuar sola con Beidou.

Dos lanzamientos: uno en 2012 para cubrir Asia Pacífico y otro en 2015 para aumentar la cobertura global han aumentado la fuerza de Beidou. Este mes tiene planeado lanzar su satélite 35 (Beidou-3), la parte final de su plan.

Con 35 satélites en el espacio, China supera al GPS estadounidense, que cuenta con 31, explicó Reuters.

Los satélites el servicio GPS orbitan la Tierra a una altura aproximada de 20,200 kilómetros. Un satélite le da dos vueltas a la Tierra cada día.
Los satélites el servicio GPS orbitan la Tierra a una altura aproximada de 20,200 kilómetros. Cada satélite le da dos vueltas a la Tierra todos los días. | Fuente: GPS

La independencia en la geolocalización le asegura a China autonomía en caso sostenga algún conflicto con Estados Unidos o que las relaciones se pongan aún más tensas, algo muy posible con Donald Trump en la Casa Blanca y su obsesión con el gigante asiático.

Además, Beidou tendrá la ventaja de precisión. Cuando se complete el despliegue de sus satélites, sus servicios tendrán un margen de error de 10 centímetros en Asia Pacífico, el GPS triplica esta cifra con 30 centímetros.

Ampliando la influencia china

Todo esto combina con la iniciativa china de la Franja y la Ruta, un multimillonario producto que busca ampliar las redes comerciales de China en todo el mundo.

Servicios ligados a Beidou ya han sido exportados a 120 países, muchos de ellos partícipes de la Franja y la Ruta, para el control de tráfico en los puertos y mitigación de desastres.

Beidou se perfila como un contendiente formidable del GPS y una herramienta más para incrementar el poder blando de China en las relaciones internacionales.

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.

Sepa más: