Un trabajador chino en una carretera en Pakistán. | Fuente: AFP

Las autoridades chinas se muestran muy orgullosas de la aportación al comercio y el desarrollo mundiales que está haciendo su gigantesco proyecto de las nuevas rutas de la seda, una iniciativa de la que se cumplen ahora cinco años en un contexto de creciente proteccionismo.

"Es la solución china al problema de la gobernanza global", resumió el vicepresidente de la Asamblea Popular Nacional de China, Ji Bingxuan, durante la inauguración del quinto foro de cooperación entre medios de comunicación internacionales en torno a este gran programa de inversiones.

Bajo el nombre de "Franja y Ruta de la Seda", el presidente chino, Xi Jinping, lanzó en 2013 un multimillonario plan de inversiones dirigido a impulsar el comercio y el desarrollo en los países situados a lo largo de las rutas, terrestre y marítima, que conectaron China con Europa hace dos mil años.

El resultado del proyecto, apenas un lustro después, es más que positivo, según los promotores, pues China se ha convertido en el principal socio comercial para veinticinco de los países conectados por esas rutas, y ha invertido en ellos más de 75,000 millones de dólares en infraestructuras de transporte y energéticas, sobre todo.

"No decimos 'China first' ni acosamos a nuestros vecinos", puntualizó Li Baoshan, presidente del Diario del Pueblo, coorganizador del foro de Boao junto con las autoridades de la provincia de Hainan.

En clara alusión al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que enarbola la bandera del proteccionismo y nacionalismo económicos, Li defendió el respeto a las reglas internacionales, si bien añadió que "pueden ser mejoradas".

La operación "nuevas rutas de la seda" desborda los límites geográficos de las antiguas vías euroasiáticas, y ha sido criticada, sobre todo en África, con el argumento de que esconde un supuesto interés neocolonial, algo que los dirigentes chinos rechazan enfáticamente.

Durante dos días, el Diario del Pueblo, órgano del Partido Comunista, ha invitado a la isla subtropical de Hainan a directivos y representantes de medios de comunicación de un centenar de países con la finalidad de estudiar juntos fórmulas de cooperación y difusión de los logros económicos, sociales y culturales del proyecto.

El foro de Boao ha promovido asimismo debates entre los medios sobre desafíos del sector tales como la convergencia entre soportes o el uso de la inteligencia artificial.

Se da la circunstancia de que en diciembre de este año se cumple, además, el 40 aniversario del comienzo de la apertura y las reformas económicas que decidió el histórico dirigente comunista chino Deng Xiaoping.

El vicepresidente Ji Bingxuan recalcó que las nuevas rutas de la seda no han sido concebidas solo para el desarrollo de China, sino como rutas "de paz, cooperación y ganancias compartidas" para todos los que deseen sumarse.

Las conexiones que China planea con la Franja y la Ruta. | Fuente: Gobierno de China

La Franja y la Ruta se ha convertido, según este dirigente, en una "enorme plataforma de cooperación" con ramificaciones en los ámbitos de la educación o la ciencia y la tecnología.

China ha recibido a más de 800,000 estudiantes de estos países y calcula que en 2020 unos 85 millones de turistas se desplazarán en los dos sentidos, desde y hacia China.

El desarrollo de esta enorme región, añadió Li Baoshan, "no es un juego de suma cero".

La elección de la isla de Hainan como sede de este encuentro tampoco ha sido casual. Se trata de una de las zonas económicas especiales, la más grande, que existen en la República Popular desde hace treinta años.

Hace apenas un año fue elegida por Pekín para establecer en ella una zona franca piloto, según destacó Liu Cigui, secretario provincial del partido comunista.

Hainan constituye de hecho el eje marítimo más importante en el extremo oriental de la ruta de la seda, y es puerta hacia el Pacífico y el Índico.

Se pretende transformar la isla en un polo tecnológico y de servicios, amén de destino turístico dotado de las mejores instalaciones y respetuoso con su rico entorno natural.

Esta semana se anunció asimismo que el primer festival internacional de cine de Hainan se celebrará del 9 al 16 de diciembre, en la localidad de Sanya.

EFE

¿Qué opinas?