El módulo espacial chino Tiangong-2 se desintegró al caer a la Tierra

El Tiangong-2 se puso en órbita el 15 de septiembre de 2016 y estaba diseñado para operar durante unos 2 años, aunque finalmente su labor se ha extendido a más de 1.000 días.

La estación se desintegró en su reingreso a la atmósfera, y los pequeños fragmentos que no se quemaron cayeron al océano. | Fuente: Agencia Espacial de China

El laboratorio espacial chino Tiangong-2 se desintegró al caer a la Tierra de forma controlada tras más de 2 años en órbita.

La estación se quemó en su reingreso a la atmósfera, y los pequeños fragmentos que no se quemaron cayeron al océano, informó el sitio web de la Agencia Espacial de China.

El Tiangong-2 se puso en órbita el 15 de septiembre de 2016 y estaba diseñado para operar durante unos 2 años, aunque finalmente su labor se ha extendido a más de 1.000 días.

Con un peso en el despegue de 8,6 toneladas y una carga total de 600 kilos, el laboratorio ha llevado a cabo una serie de proyectos pioneros como el primer reloj atómico de enfriamiento de átomos funcional en el espacio o un sistema que permitió, por primera vez, que el arroz y la planta arabidopsis thaliana crecieran hasta la madurez fuera de la Tierra.

Asimismo, durante su etapa en la órbita terrestre, el Tiangong-2 ha llevado a cabo funciones de acercamiento y acoplamiento con la nave tripulada Shenzou y la nave de carga Tianzhou, así como funciones de reabastecimiento de combustible propulsor en órbita y experimentos como los anteriormente citados.

La vuelta a la Tierra de su antecesor, el Tiangong-1, causó cierta alarma a principios de 2018 debido al temor a que, tras dejar su órbita, se estrellara en zonas habitadas de la Tierra.

No obstante, aquel laboratorio espacial entró en la atmósfera terrestre el 2 de abril y se desintegró casi por completo cuando sobrevolaba el centro del Pacífico Sur, lejos de cualquier área habitada, después de casi dos años orbitando sin control. (EFE)


¿Qué opinas?