Marte
La NASA aún está investigando la procedencia de este movimiento telúrico. | Fuente: NASA

La NASA registró el pasado 18 de septiembre un sismo de una hora y media de duración con una magnitud de 4.2 en Marte, el más largo y fuerte detectado por la agencia espacial.

El temblor, apodado como “martemoto”, es el tercero que ha detectado el módulo InSight en el Planeta Rojo. El 25 de agosto, el sismómetro de la misión detectó dos terremotos de magnitud 4.2 y 4.1.

Hasta el momento, la NASA aún está investigando todos los pormenores del movimiento sísmico, como el epicentro y la fuente de él.

Estudiando martemotos desde la Tierra

De los sucesos del 25 de agosto sí se tienen mayores detalles.

El evento de magnitud 4.2 ocurrió a unos 8.500 kilómetros de InSight, el temblor más distante que el módulo de aterrizaje ha detectado hasta ahora.

Una posibilidad especialmente intrigante sobre el origen de este movimiento es Valles Marineris, el sistema de cañones largo que deja cicatrices en el ecuador marciano. El centro aproximado de ese sistema de cañones está a 9,700 kilómetros de InSight.

Para sorpresa de los científicos, los terremotos del 25 de agosto también fueron de dos tipos diferentes. El terremoto de magnitud 4,2 estuvo dominado por vibraciones lentas de baja frecuencia, mientras que las vibraciones rápidas de alta frecuencia caracterizaron el terremoto de magnitud 4,1. El terremoto de magnitud 4.1 también estuvo mucho más cerca del módulo de aterrizaje, a solo unos 925 kilómetros de distancia.

El estudio de los "martemotos" es una de las formas en que el equipo científico de InSight busca desarrollar una mejor comprensión del manto y el núcleo de Marte. El planeta no tiene placas tectónicas como la Tierra, pero tiene regiones volcánicamente activas que pueden causar temblores.

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.

Sepa más: