VIPER
El VIPER llegará a la Luna en 2023. | Fuente: NASA

Este lunes, la NASA ha seleccionado el punto de aterrizaje del rover VIPER que buscará agua en la Luna: el cráter Nobile en el Polo Sur.

El VIPER, acrónimo de Volatiles Investigating Polar Exploration Rover (Rover de exploración polar de investigación de volátiles, en español), llegará a la superficie lunar a finales del 2023 y buscará zonas con grandes cantidades de agua, las cuales serán necesarias para la llegada de los humanos en medio del programa Artemisa.

“¡Hemos seleccionado el lugar de aterrizaje de nuestro rover VIPER lunar! VIPER aterrizará cerca del cráter Nobile en el Polo Sur de la Luna en 2023. Allí, durante su misión de 100 días, el rover buscará agua y otros recursos”, indicó la NASA por medio de la cuenta oficial de Twitter.

“Los científicos y los operadores de la misión aprovecharán las comunicaciones Tierra-Luna casi en tiempo real y trabajarán juntos para conducir el rover a lo largo de una región inexplorada del Polo Sur de la Luna”, añadió la NASA.

Su misión en la Luna

El área que VIPER estudiará en la región de Nobile cubre una superficie aproximada de 93 kilómetros cuadrados (36 millas cuadradas), de los cuales se espera que VIPER atraviese de 16 a 24 km (10 a 15 millas) durante el transcurso de su misión. Durante este tiempo, el rover visitará áreas de interés científico cuidadosamente seleccionadas que proporcionarán una mayor comprensión de una amplia gama de diferentes tipos de entornos lunares. 

El equipo tiene como objetivo abordar cómo el agua congelada y otros recursos llegaron a la Luna en primer lugar. También planean identificar de dónde vienen, cómo permanecieron preservados durante miles de millones de años, cómo se escapan y adónde van.

El equipo de la NASA evaluó las trayectorias viables del rover, teniendo en cuenta los lugares donde VIPER podría usar sus paneles solares para cargarse y conservar calor durante su viaje de 100 días. El área cercana al cráter Nobile proporcionó mucha flexibilidad.

La trayectoria actualmente planificada de VIPER permite al rover visitar al menos seis lugares de interés científico, con tiempo adicional de sobra.

“Nuestra evaluación del lugar de aterrizaje fue motivada por las prioridades científicas”, dijo Anthony Colaprete, científico principal del proyecto VIPER en el Centro de Investigación Ames de la NASA en Silicon Valley, California. “Buscamos respuestas a algunas preguntas bastante complejas, y el estudio de estos recursos en la Luna que han resistido la prueba del tiempo nos ayudará a responderlas”.

Aunque la NASA tenía planeada que la misión Artemisa llegue a su punto máximo con el alunizaje humano en 2024, el plazo está siendo poco factible debido a retrasos originados por la COVID-19.

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico.

Sepa más: