Programa Artemisa
Recreación de los astronautas regresando a la superficie lunar en 2024. | Fuente: NASA

El recciente anuncio de la NASA sobre la existencia de agua en la Luna ha mejorado las condiciones para el mega proyecto de iniciar operaciones en nuestro satélite natural. Tras décadas desde la hazaña llevada a cabo en 1969, la NASA ya tiene el cronograma listo para el regreso del hombre a la Luna bajo el programa Artemisa. 

La agencia espacial estadounidense tiene un plan que prevé un aterrizaje lunar de la primera mujer en la historia y al primer hombre desde 1972 para el próximo 2024. Sin embargo, habrán dos misiones antes con la finalidad de probar la nave espacial Orion.

"¡Nuestro plan de llevar a la primera mujer y al próximo hombre a la luna en 2024 está bien encaminado!", tuiteó este lunes Kathy Lueders, jefa de la Dirección de Misiones de Operaciones y Exploración Humana de la NASA.

"2024 es un cronograma agresivo", dijo a los periodistas durante una sesión informativa del proyecto "¿Es posible? Sí. ¿Tiene que salir todo bien? Sí".

En medio de esta conferencia, la agencia divulgó sus metas para lograr que el hito se repita en los futuros años.

Artemisa 1

La primera misión del programa está prevista para noviembre de 2021. La cápsula Orión debe ser lanzada sobre el gran cohete Space Launch System (SLS) en un recorrido sin humanos dentro. Su misión será estar tres días en órbita de la Luna como prueba de que la nave sí puede realizar este largo camino.

Artemisa 2

La segunda misión (2023) es más arriesgada. Cuatro astronautas estarán a bordo de Orión e irán mucho más lejos en el espacio profundo que cualquier humano en la historia hasta ese momento. No va a la Luna, sino más allá.

La misión durará 10 días y servirá para ver si la nave, ya testeada físicamente en la primera etapa, puede llevar humanos de manera segura.

Artemisa 3

La tercera etapa ya contará con humanos aterrizando en el satélite. Para el 2024, Orión llevará a los astronautas al Polo Sur de la Luna, siendo la primera en la historia en llegar a este lugar (ni los robots lo han logrado).

Para lograr este objetivo, la NASA necesita un sistema de aterrizaje humano: una nave espacial para llevar a los astronautas desde la órbita hasta la superficie de la luna. El plan Artemis exige que el sistema proporcione soporte vital durante aproximadamente una semana una vez que los astronautas hayan aterrizado, y luego los devuelva a la órbita lunar. Está siendo trabajado con las empresas Blue Origin, Dynetics y SpaceX.

A partir de allí, los viajes serán anuales y tendrá en Gateway, una estación similar a la Estación Espacial Internacional con el esfuerzo de Roscosmos (agencia espacial rusa), JAXA (japonesa) y la Agencia Espacial de Canadá, como el nuevo punto de llegada. Ella deberá estar lista para 2023.

Estas agencias también están preparándose para colaborar en un campamento base lunar en el Polo Sur de la Luna que podría albergar a cuatro personas. La base estaría equipada con dos vehículos de terreno lunar, uno de los cuales podría permitir largos viajes de exploración fuera del campamento.

A lo largo del programa Artemisa, los robots y los humanos buscarán, y extraerán, recursos como el agua que se pueden convertir en otros recursos utilizables, incluidos el oxígeno y el combustible. Al perfeccionar las tecnologías de aterrizaje de precisión y al desarrollar nuevas capacidades de movilidad, los astronautas viajarán distancias más largas y explorarán nuevas regiones de la Luna.

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico.