Perseverance
Este es MOXIE, el instrumento que realizó la conversión. | Fuente: NASA

Un nuevo gran paso. Luego del histórico vuelo del Ingenuity, el rover de exploración Perseverance ha logrado convertir dióxido de carbono de la fina atmósfera de Marte en oxígeno para la respiración.

La prueba se realizó el 20 de abril, según información de la NASA, y tuvo como gran protagonista a MOXIE, un experimento de utilización de recursos in situ de Marte.

Un primer paso para la colonización

Desarrollar oxígeno utilizando los componentes de Marte es algo que da inicio a más esperanzas para la futura colonización del planeta, algo que la NASA y SpaceX buscan en esta década.

“MOXIE tiene más trabajo por hacer, pero los resultados de esta demostración de tecnología son prometedores a medida que avanzamos hacia nuestro objetivo de ver algún día humanos en Marte”, dijo Jim Reuter, administrador asociado de la Dirección de Misión de Tecnología Espacial (STMD) de la NASA.

Además de ser la molécula vital para la respiración de humanos, el oxígeno también ayudará a los propulsores de cohetes en sus misiones de regreso a la Tierra.

La atmósfera de Marte es 96% de dióxido de carbono. MOXIE funciona separando los átomos de oxígeno de las moléculas de dióxido de carbono, que están formadas por un átomo de carbono y dos átomos de oxígeno. Un producto de desecho, monóxido de carbono, se emite a la atmósfera marciana.

De acuerdo con la NASA, después de un período de calentamiento de dos horas, MOXIE comenzó a producir oxígeno a una velocidad de 6 gramos por hora. Este se redujo dos veces durante la ejecución (etiquetado como "barridos de corriente") para evaluar el estado del instrumento. Después de una hora de funcionamiento, el oxígeno total producido fue de aproximadamente 5,4 gramos, suficiente para mantener sano a un astronauta durante unos 10 minutos de actividad normal.

Transportar 25 toneladas métricas de oxígeno desde la Tierra a Marte sería una tarea ardua. Transportar un convertidor de oxígeno de una tonelada, un descendiente más grande y poderoso de MOXIE que podría producir esas 25 toneladas, sería mucho más económico y práctico.

Esta demostración de tecnología fue diseñada para garantizar que el instrumento sobreviviera al lanzamiento desde la Tierra, un viaje de casi siete meses a través del espacio profundo y el aterrizaje con Perseverance el 18 de febrero. Se espera que MOXIE extraiga oxígeno al menos nueve veces más en el transcurso de un año marciano (casi dos años en la Tierra).

“MOXIE no es solo el primer instrumento en producir oxígeno en otro mundo”, dijo Trudy Kortes, directora de demostraciones de tecnología dentro de STMD. Es la primera tecnología de este tipo que ayudará a futuras misiones a "vivir de la tierra", utilizando elementos del entorno de otro mundo, también conocido como utilización de recursos in situ.

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.