Diana Trujillo
La científica forma parte del equipo que realizó el brazo robótico de Perseverance. | Fuente: NASA

Este jueves, Diana Trujillo será la imagen de la NASA para toda Latinoamérica presentando la llegada del robot Perseverance a la superficie de Marte.

La científica, de origen colombiano, es la jefa del equipo de ingeniería del brazo robótico del sistema y quien tiene a su cargo un grupo de 15 personas responsables del desarrollo de los de los instrumentos claves del vehículo: Sherloc, Watson y Pixl.

“Esos son los instrumentos que nos van a demostrar y encontrar si hubo vida en la superficie de Marte. Así que mi grupo es el que tiene que mostrar dónde poner el instrumento, hacer toda la investigación con el instrumento y devolver la información”, afirmó a CNN.

La perseverancia en su camino

Ella, motivada por su padre, viajó desde Cali hasta Estados Unidos sin saber inglés, pero con el sueño de ser astronauta. Solo tenía 300 dólares para empezar su vida allá.

En el país, un día se cruzó con un papel que exaltaba la labor femenina en la NASA y decidió correr otro riesgo.

“Me matriculé en Ingeniería Aeroespacial en la Universidad de la Florida. Eso ahora suena normal, pero en aquel momento mi mayor acercamiento a los computadores habían sido las clases del colegio, con 20 minutos a la semana frente a equipos sin internet”, asegura Trujillo a El Tiempo.

Gracias a su perseverancia, fue escogida para formar parte del programa de Academia de la NASA. Allí conoció a Brian Roberts, un experto en robots que le recomendó viajar a Maryland para encontrar un lugar en la agencia. Allí lo logró: ingresó al departamento de educación de la NASA como gerente de operaciones.

Tras trabajar en Orbital Sciences, competidor de SpaceX en sus primeros años, viajó a Los Ángeles para trabajar en XPrize, una empresa que otorgaba financiación para viajes espaciales. Sin embargo, en este lugar encontraría el lugar perfecto para sus metas: trabajar en el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA (JPL, por sus siglas en inglés). 

Ella, ahora, es la directora del vuelo de Mars 2020.

“Cuando lleguemos a la superficie de Marte diferentes grupos operarán el robot. Uno de esos grupos es el de los directores de vuelo, somos cuatro, y los directores de vuelo son responsables de liderar el grupo que hace todo el análisis del robot, de qué información nos está dando. Si hay problemas analizamos qué tenemos que hacer para recuperar al robot y poder decir si estamos listos para el siguiente día y podremos comandarlo o no”, afirmó a BBC.

Y también lidera el equipo que trabajó en el brazo robótico.

"Entre los dedos del robot hay dos instrumentos, uno que se llama SHERLOC y uno que se llama PIXL. Esos dos instrumentos necesitan que el brazo robótico los ponga cerquita de la roca para que puedan hacer un escáner e identificar si hubo en algún momento vida en la superficie de Marte", señala.

El objetivo es encontrar vida en el planeta, pero también ir un poco más allá.

“Yo primero quiero estar en el lugar, en el cuarto, cuando encontremos que hubo vida en la superficie de Marte. No me lo quiero perder. Pero después de ahí pienso que hay muchos otros proyectos que yo estoy haciendo. Quiero ver si puedo empezar a trabajar con los astronautas para ir a la estación espacial y probablemente cuando toque ir a Marte o a la Luna primero”, resaltó.

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.