Perseverance
Ilustración de los precisos instantes del aterrizaje del rover en la superficie marciana. | Fuente: NASA

Siete meses después, como sus pares de China y Emiratos Árabes Unidos, la agencia espacial de Estados Unidos, la NASA, buscará el amartizaje de Perseverance, un rover que desea hallar restos de vida antigua en Marte.

Este jueves 18 de febrero, se inaugurará una de las misiones más ambiciosas y una de las más completas en búsqueda de la comprensión del universo.

La perseverancia de la búsqueda marciana y más ciencia en Marte

Perseverance forma parte de la misión Marte 2020, la cual despegó a finales de junio desde Florida hacia el apasionante vuelo a la superficie marciana.

Es un robot creado por el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA (JPL). Pesa una tonelada y en su interior lleva múltiples elementos científicos que le proporcionarán las herramientas para un completo análisis de la geografía y la atmósfera del planeta.

Perseverance será el quinto rover en aterrizar en el planeta y llegará a un lugar único en el planeta: el cráter Jezero. Este lugar, que no pudo ser explorado por Curiosity, se cree que albergaba un profundo lago de unos 50 kilómetros de ancho hace 3 500 millones de años.

Con una mayor velocidad, mayores tecnologías y mejor control desde Tierra, el robot buscará desde el delta hasta el borde del cráter biofirmas o biomarcadores de vida microbiana extinta o existente.

Pero, aunque este sea su misión principal, no es la única. También buscará preparar el camino para las futuras misiones humanas. Por ejemplo, el instrumento MOXIE quiere producir hasta 10 gramos de oxígenos por hora succionando el dióxido de carbono de la atmósfera, como si fuese una planta. De poder hacerlo, dejaría grandes datos para la construcción futura de una colonia en el lugar.

Asimismo, el rover extraerá rocas que esperan ser recogidas por una posible misión de retorno entre la NASA y la ESA.

No menos importante es el primer vuelo de un helicóptero en otro planeta con Ingenuity, la grabación de los primeros sonidos de Marte, las pruebas enviadas de trajes espaciales para investigar su impacto en distintas telas y los nombres enviados a Marte bajo el programa de astronautas aficionados.

Siete minutos de terror

La llegada del rover el próximo jueves 18 de febrero en horas de la tarde se verá enmarcada en los llamados “siete minutos de terror”.

Mientras la sonda se acerca al planeta, deberá reducir drásticamente su velocidad de 19 000 km/h a 1 600 km/h y esto lo hará con un paracaídas con sistema Range Trigger. Solo para este movimiento, tendrá 240 segundos desde la entrada de la atmósfera.

Seis minutos después, a 2 kilómetros de la superficie, la etapa de descenso se activará, ralentizando al equipo hasta los 3,2 km/h. A 20 metros sobre la superficie, de la nave descenderán cables con el rover de una tonelada hasta que toque suelo firme. En ese momento, se cortan los cables y empieza la exploración.

"Los miembros del equipo de la misión han mapeado de antemano las áreas más seguras de la zona de aterrizaje", escribieron los funcionarios de la NASA en un resumen detallado de la secuencia EDL de Marte 2020 . "Si Perseverance puede decir que se dirige a un terreno más peligroso, elige el lugar más seguro que puede alcanzar y se prepara para el siguiente paso dramático".

Es un buen momento para los aficionados de las ciencias y la astronomía. Mientras el Hope Mars sondea el clima marciano desde órbita y Perseverance intenta todas sus proezas, el rover aún sin nombre de la misión Tianwen-1 llegará a otro parte de Marte para también buscar vida extraterrestre. La nueva era de la exploración espacial ha comenzado. 

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.