SpaceX aun no responde a una denuncia por discriminación
SpaceX aun no responde a una denuncia por discriminación | Fuente: SpaceX

Resulta paradójico que una empresa que busca llevar a la humanidad a nuevas fronteras sea acusada de discriminación por un tema de ciudadanía. El Departamento de Justicia (DoJ) de los Estados Unidos inició un proceso de investigación contra SpaceX, la compañía espacial fundada por Elon Musk, luego que un postulante laboral presentara una queja por discriminación debido a su ciudadanía.

 

De acuerdo con la denuncia, el solicitante postuló el pasado marzo al cargo de asociado de estrategia tecnológica en la empresa aeroespacial. "SpaceX hizo averiguaciones sobre su estado de ciudadanía y finalmente no lo contrató para el puesto porque no es ciudadano estadounidense ni residente permanente legal", señala Lisa Sandoval, abogada del DoJ.

La investigación fue iniciada el 8 de junio mediante una notificación de la Oficina de Derechos de Inmigrantes y Empleados (IER) a SpaceX, mencionando que el proceso no solo abarcaría temas referidos a esta denuncia particular, sino que buscará razones para suponer que SpaceX sigue un patrón de discriminación más amplia.

El punto central de la investigación es el formulario I-9, un documento que la firma tecnológica debe llenar como parte de los procesos de contratación y en el que el empleado debe identificar, ante el empleador, su estado de ciudadanía.

Esto es "muy relevante" para la investigación, escribió Sandoval en la presentación, "porque [los documentos del Formulario I-9] demuestran, entre otras cosas, hasta qué punto SpaceX contrata a ciudadanos no estadounidenses y podría revelar si existe o no un patrón de no contratación debido al estado de ciudadanía”.

Pasada la primera fecha límite de entrega de datos el 22 de junio, que incluyen documentación de respaldo y archivos adjuntos, SpaceX entregó parte de la solicitud el 28 de agosto, sin incluir las copias de los pasaportes de empleados, licencias de conducir o tarjetas de seguro social, material que la IER había solicitado de manera insistente. Esto, de acuerdo con Sandoval, eleva a “crítica” la ausencia de esta información.

Desde octubre, SpaceX alega que este tipo de investigación escapa a la autoridad de la IER, pero sus peticiones han sido denegadas por la Oficina del Oficial Principal de Audiencias Administrativas, entidad que ha insistido con las citaciones a la empresa de Elon Musk y que ahora recurre al tribunal distrital del Estado de California para exigirle a SpaceX se presente a una audiencia en dos semanas.