Investigadores llegan a nuevos límites en la transferencia de datos.
Investigadores llegan a nuevos límites en la transferencia de datos por internet. | Fuente: Unsplash

Actualmente el catálogo (siempre en crecimiento) de Netflix pesa 3,600 terabytes (TB) y una persona en Singapur, el país con el internet doméstico más rápido del mundo, demoraría 4 años, 4 meses y 24 días en descargarlo.

La ingeniera brasileña Lídia Galdino ha logrado romper el récord de velocidad de transferencia de datos de internet, alcanzando los 178 terabits por segundo (Tbps), esto le permitiría descargarse “todo Netflix” en tres minutos.

En el país de la investigadora del University College London (UCL), esto tomaría 14 años, 9 meses y 18 días, según explicó a la BBC el investigador, también brasileño, Daniel Fernandes Macedo.

Galdino explicó a la BBC Brasil que logró el récord al evitar que la transmisión de frecuencias de luz vía cables de fibra óptica pierdan potencia. Para ello, utilizó amplificadores ópticos (repetidores) que deben instalarse a intervalos de 40 a 100 kilómetros en las líneas de cables.

La investigadora brasileña logró superar el récord de 150 Tbps que pertenecía a un grupo de investigadores japoneses.
La investigadora brasileña logró superar el récord de 150 Tbps que pertenecía a un grupo de investigadores japoneses. | Fuente: UCL

Los amplificadores le permitieron al equipo liderado por Galdino optimizar el paso de la luz con diferentes técnicas modificando las fases, brillo, y polarización.

Aplicar estos repetidores permitirán mejorar las velocidades de internet en el mundo. Actualmente, los centros de datos mejor equipados pueden manejar hasta 35 terabits por segundo, poco menos de la quinta parte del récord establecido en los laboratorios del University College London (UCL).

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.

Sepa más: