Tierra
El amanecer ilumina la atmósfera de la Tierra, visto desde la Estación Espacial Internacional. | Fuente: NASA

Científicos de la NASA y NOAA (Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica) han lanzado una investigación que muestra cómo el calor atrapado en la Tierra se ha duplicado desde el 2005.

De acuerdo con los investigadores, existe un desequilibrio energético que se ha duplicado en 14 años hasta el 2019, debido al incremento de gases de efecto invernadero, como el dióxido de carbono y metano, quienes retienen el calor en la atmósfera, además de otros factores. 

El estudio

El estudio, publicado en Geophysical Research Letters, analiza las mediciones de los satélites de la NASA sobre la energía que ingresaba a la atmósfera terrestre y lo que rebotaba al espacio junto a las mediciones de la NOAA sobre las temperaturas del océano.

“Las dos formas muy independientes de ver los cambios en el desequilibrio energético de la Tierra coinciden realmente, y ambas muestran esta tendencia muy grande, lo que nos da mucha confianza en que lo que estamos viendo es un fenómeno real. y no solo un artefacto instrumental”, dijo Norman Loeb, investigador de la NASA y autor principal del estudio en un comunicado de prensa. "Las tendencias que encontramos fueron bastante alarmantes en cierto sentido".

Los científicos creen que la razón por la que la Tierra mantiene más calor se debe a algunos factores diferentes. Uno es el cambio climático causado por el hombre. Entre otros problemas, cuantos más gases de efecto invernadero emitimos, más calor atrapan

Esta situación empeora si se tiene en cuenta que el aumento de calor también derrite el hielo y la nieve. El hielo y la nieve pueden ayudar al planeta a reflejar el calor de regreso al espacio; a medida que desaparecen, la superficie terrestre y los océanos que se encuentran debajo pueden absorber más calor.

Por último, también existen cambios naturales en un patrón climático llamado Oscilación Decadal del Pacífico. Entre 2014 y 2019, el patrón estuvo en una 'fase cálida' que provocó que se formaran menos nubes. Eso también significó que los océanos podrían absorber más calor.

"Mi esperanza es el ritmo al que estamos viendo que este desequilibrio energético cede en las próximas décadas", dijo Loeb a CNN. "De lo contrario, veremos cambios climáticos más alarmantes".

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.

Sepa más: