Pterosauiros
Impresión artística de los pterosaurios recién nacidos. | Fuente: Europa Press | Fotógrafo: MEGAN JACOBS

Los jóvenes recién nacidos de pterosaurios grandes y gigantes probablemente superaron a otras especies de pterosaurios adultos más pequeños para dominar el período Cretácico tardío hace unos 100 millones de años, según un nuevo estudio dirigido por investigadores de la Universidad de Portsmouth.

Los pterosaurios eran primos voladores de los dinosaurios: algunos eran tan grandes como un avión de combate Spitfire y otros tan pequeños como un tordo.

Durante los períodos Triásico y Jurásico, hace 252-145 millones de años, los pterosaurios alcanzaron solo tamaños modestos, pero en el período Cretácico Superior muchos eran gigantes, algunos con una envergadura de 10 metros o más.

Anteriormente se pensaba que las especies más pequeñas de pterosaurios eran superadas por aves en evolución reciente, pero esta investigación ha encontrado que en realidad fueron los bebés de pterosaurios gigantes, conocidos como flapings, quienes eclipsaron a sus pequeños rivales adultos.

Más de 400 especímenes de pterosaurios

El autor principal, Roy Smith, de la Escuela de Medio Ambiente, Geografía y Geociencias de la Universidad de Portsmouth, trabajó en el estudio con científicos de África y el Reino Unido. El equipo internacional estuvo compuesto por expertos de las universidades de Ciudad del Cabo, Leicester, Portsmouth y Casablanca.

"Durante los últimos 10 años, --dijo en un comunicado-- hemos estado haciendo trabajo de campo en el desierto del Sahara en Marruecos y hemos descubierto más de 400 especímenes de pterosaurios del Grupo Kem Kem, areniscas altamente fosilíferas famosas en todo el mundo por el espectacular dinosaurio Spinosaurus.

"Habíamos encontrado algunas mandíbulas de pterosaurio realmente grandes y también especímenes que parecían mandíbulas más pequeñas, del tamaño de una uña, pero estos diminutos restos de pterosaurio podrían haber sido solo las puntas de grandes mandíbulas, por lo que tuvimos que hacer algunas pruebas rigurosas para encontrar si eran de una especie pequeña o de pequeños juveniles de pterosaurios grandes y gigantes".

Smith y sus colegas examinaron cinco pequeños fragmentos de mandíbula y una vértebra del cuello utilizando sofisticadas técnicas de microscopio para determinar la edad del individuo cuando murió el animal.

La co-investigadora, Anusuya Chinsamy-Turan, de la Universidad de Ciudad del Cabo en Sudáfrica, es una experta mundial en la microestructura ósea (histología) de pterosaurios y dinosaurios. Ella dijo: "Al observar la sección delgada como el papel de los huesos bajo un microscopio, pude decir que eran de juveniles, ya que el hueso estaba creciendo rápidamente y no tenía muchas líneas de crecimiento.

"También examinamos la superficie de los huesos y descubrimos que tenían una textura ondulada. Esta fue una prueba más de que eran huesos de individuos inmaduros, ya que los huesos de pterosaurios maduros tienen una superficie increíblemente lisa una vez que están completamente formados".

Los investigadores también inspeccionaron las mandíbulas y encontraron que la cantidad de pequeños orificios por donde los nervios salen a la superficie para detectar a su presa, conocidos como "foramen", eran los mismos en las mandíbulas pequeñas y grandes.

"Esta fue una prueba más de que estábamos mirando las mandíbulas de los juveniles porque si los especímenes fueran solo la punta de una mandíbula, habría una fracción del número de agujeros", dijo Roy.

Volaban tras la eclosión

Hallazgos recientes han sugerido que los pterosaurios recién nacidos podrían volar poco después de la eclosión, por lo que se independizaron rápidamente.

El profesor David Martill de la Universidad de Portsmouth dijo: "Lo que realmente me sorprendió de esta investigación es que la ecología de alimentación de estos magníficos animales voladores se parece más a la de los cocodrilos que a la de las aves.

"Con las aves, habrá quizás 10 especies diferentes de diferentes tamaños a lo largo de la orilla del río; piense en el martín pescador, el avetoro pequeño, la garceta pequeña, la garza, la garza goliat o la cigüeña para un gran río europeo. Hay varias especies que se alimentan de presas ligeramente diferentes Esto se llama partición de nicho.

"Los cocodrilos, por otro lado, son mucho menos diversos. En el río Nilo, las crías de cocodrilos se alimentan de insectos y, a medida que crecen, cambian su dieta a peces pequeños, luego a peces más grandes y luego a pequeños mamíferos, hasta que un gran cocodrilo del Nilo adulto es capaz de de tomar una cebra.

"Hay muchos nichos de alimentación diferentes, pero todos están ocupados por una especie en diferentes etapas de su historia de vida. Parece que los pterosaurios hicieron algo bastante similar, ocupando diferentes nichos a medida que crecían, una estrategia de vida mucho más reptil que aviar .

"Es probable que los pterosaurios jóvenes se alimentaran de presas pequeñas, como insectos de agua dulce, peces diminutos y anfibios. A medida que crecían, podían capturar peces más grandes, y quién sabe, los pterosaurios más grandes podrían haber sido capaces de comer especies pequeñas de dinosaurios, o las crías de las grandes especies de dinosaurios".

Los especímenes de pterosaurios son parte de las colecciones de la Universidad Casablanca Hassan II y el artículo se publica en Cretaceous Research.

(Con información de Europa Press)

NUESTROS PODCAST


"Espacio Vital": ¿Qué estudios se han realizado respecto a la combinación de vacunas? En varios países del mundo, incluido el Perú, se ha aprobado aplicar terceras dosis de la vacuna contra el coronavirus, pero ¿cuáles están aprobadas? El Dr. Elmer Huerta nos explica los detalles.

Newsletter Todo sobre el coronavirus

La COVID-19 ha puesto en alerta a todos. Suscríbete a nuestro newsletter Todo sobre el coronavirus, donde encontrarás los datos diarios más relevantes del país y del mundo sobre el avance del virus y la lucha contra su propagación.