Los actores Gael Garcia Bernal y Mariana Di Girolamo acompañan al director de "Ema", Pablo Larraín. | Fuente: AFP

El chileno Pablo Larraín, entre los cineastas más renombrados de Latinoamérica, sorprendió en la Mostra de Venecia, con "Ema", un aplaudido filme que rompe tabúes, con orgías y reguetón.

La película, ambientada en la ciudad de Valparaíso, relata la historia de Ema, una joven bailarina que roza la tragedia tras abandonar a su hijo adoptado, lo que la lleva a cuestionar su vida familiar y su matrimonio, en una suerte de viaje liberador.

"Es la historia de una nueva generación contada por la generación precedente, que nació en el siglo XX", resumió Pablo Larraín en la Mostra de Venecia.

La cinta sorprende por el ritmo de la música, de las coreografías, de la ropa y el lenguaje cinematográfico, sobre todo por la libertad sexual de sus protagonistas y las escenas de amor entre mujeres.

"Fue un reto", reconoce el realizador, que compite en el Fesival de Venecia con otras 20 películas. "Tuve que entender ese mundo de otra manera, no solo con la música, sino también con la ética y la estética de esa generación", confesó tras explicar que las canciones de reguetón figuran entre las 10 más escuchadas en Latinoamérica.

"No me gustaba ese ritmo pero fue Nicolás Jaar, autor de la banda sonora, el que me convenció y ahora me gusta", confesó Pablo Larraín tras explicar que con esa música se identifica una generación entera de la región, que tiene una nueva visión del mundo, de la familia y de sus valores.

Pablo Larraín aplaude a Mariana Di Girolamo y Gael Garcia Bernal en la Mostra de Venecia. | Fuente: AFP

UN NUEVO MODELO DE FAMILIA 

"Para mi generación y para Ema es el baile de la liberación", reconoció la joven actriz chilena Mariana di Girolamo, protagonista con el mexicano Gael García Bernal de la película, sobre el reguetón.

Larraín, quien ya ha logrado éxito internacional con las películas "No" y "Neruda", rodó una cinta sobre una generación desinhibida, moderna, que no dejará indiferente a la sociedad chilena y que propone un nuevo modelo de familia.

"Esa es una nueva generación, menos consumista, respeta más el medio ambiente, vive con poco", comenta el director Pablo Larraín que retrata a una mujer decidida a moverse libremente por todo el mundo. Esta cinta habla de familia, sexualidad y amor tradicional.

"Todo está mutando hacia una dirección interesante y compleja al mismo tiempo. Nuestra película da cuenta de eso. Quiere dejar una huella de lo que ocurre en nuestro tiempo", sostiene el realizador en la Mostra de Venecia. (AFP)

¿Qué opinas?