Naomi Watts
Naomi Watts presentará su nueva película "Penguin Bloom" en el Festival de Cine de Toronto. | Fuente: AFP

Naomi Watts, la actriz nominada al Óscar que ha trabajado con íconos de Hollywood como David Lynch y Sean Penn, admitió que una urraca le robó varias escenas en la película "Penguin Bloom", que está por estrenarse en el Festival de Cine de Toronto.

Ella interpreta a Sam Bloom en el drama de la vida real sobre una madre que queda paralizada tras una caída accidental, pero que sale de la desesperación al cuidar de un pajarito herido llamado Penguin.

"Eso me puso nerviosa. Cómo podíamos hacer actuar a un pájaro y, ya saben, las urracas tampoco son famosas por ser muy amigables", dijo Naomi Watts en una conferencia de prensa virtual.

La película utilizó algunos animatrónicos -personajes creados con tecnología robótica- y tecnología CGI (Creación de Imágenes por Ordenador), pero sobre todo apeló a "una multitud" de aves reales, confirmó el director Glendyn Ivin.

"Se robaron totalmente las escenas todos los días", admitió la artista describiendo cómo una usó como baño su cabeza el primer día de filmación de "Penguin Bloom".

Watts iba a protagonizar la precuela de "Game of Thrones", ambientada miles de años antes de la serie original, pero el proyecto fue cancelado. Ya se había grabado el episodio piloto, pero finalmente HBO apostó por no desarrollar la ficción.

Por su parte, desde su casa en Australia, Sam Bloom dijo que el verdadero Penguin "trajo un poco de emoción y felicidad a nuestra casa" después de que el accidente "entristeció a todos".

LAS PROYECCIONES DEL FESTIVAL DE TORONTO

En medio de la pandemia de coronavirus y con una frontera canadiense cerrada que obliga a las estrellas y los medios de comunicación de Hollywood a quedarse en casa, el Festival de Cine de Toronto encontró la forma de presentar, con la debida distancia social, la programación de este año, en algunos casos con películas que se estrenan en línea por internet y otras en autocines.

Otras proyecciones en el evento han sido la película "The Water Man", con la que David Oyelowo marca su debut como director. Y Viggo Mortensen quien también hizo realidad su sueño de dirigir una cinta, estrenando "Falling", sobre un padre cascarrabias y demente que ataca implacablemente la homosexualidad de su hijo. (AFP)