El Secretario General de la Organización de los Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, repudió enérgicamente el asesinato del cantautor argentino, Facundo Cabral, perpetrado a sangre fría por una banda de sicarios en Guatemala.

"El asesinato de Facundo Cabral, un gran artista de nuestra América, comprometido con las causas más nobles de sus pueblos, sólo puede ser entendido en el marco de la criminalidad irracional que, por desgracia, agobia a la querida Guatemala y a otras naciones de nuestro hemisferio", declaró Insulza en un comunicado difundido por la entidad continental.

Agregó que "las versiones de que las balas asesinas no iban dirigidas a él, sólo aumentan nuestra indignación, porque comprueban que nadie está hoy a salvo de la acción asesina de los sicarios, ni siquiera alguien cuyas únicas armas eran la música y la verdad".

El máximo representante de la OEA concluyó señalando que "esta triste realidad debería servirnos para aumentar nuestra unidad y resolución de combatir a los clanes del crimen, principal amenaza de nuestra democracia, nuestra convivencia y nuestra cultura".