BBVA rebajó proyección de crecimiento del PBI peruano de 4.1% a 3.5%

Los riesgos que podrían afrontarse este año son más retrasos en los proyectos de infraestructura y que el Fenómeno El Niño pueda intensificarse.
El ajuste a la baja es consecuencia del retraso en la construcción de infraestructura. | Fuente: ANDINA

BBVA Research presentó su informe Situación Perú y recortó su previsión de crecimiento para el 2017 de 4.1% a 3.5% debido al retraso en la construcción de proyectos de infraestructura.

Infraestructura. El economista principal de BBVA Research, Francisco Grippa, estimó que la menor construcción de infraestructura restará alrededor de seis décimas de punto porcentual al crecimiento económico para 2017, en particular por la postergación de la construcción del Gasoducto del Sur del Perú. Aunque señaló que el país tendrá uno de los crecimientos económicos más interesantes de la región este año en vista de que mantiene sus sólidos fundamentos por el lado fiscal y monetario.

El informe considera entre los riesgos locales que enfrenta nuestra economía que continúen retrasándose los proyectos de infraestructura más grandes, que se desinflen las expectativas empresariales y que el Fenómeno El Niño se pueda intensificar o se prolonguen  las altas temperaturas. Del lado externo, una corrección en el mercado inmobiliario de China y las políticas que se implementarán en EEUU. mediante un ajuste gradual de la tasa de política de la FED y un retroceso de los términos de intercambio, como promedio del año, que volverán a retroceder debido principalmente a que, si bien el precio del cobre aumentará, el precio del petróleo también lo hará y de manera más pronunciada.

 

Infraestructura. La proyección para este año considera un avance en la construcción de grandes proyectos de infraestructura de transporte (segunda línea del metro de Lima), hidrocarburos (GSP y la nueva refinería en Talara), aeropuertos (Lima y Chinchero-Cusco) e irrigación (Chavimochic III y Majes-Siguas). "Al avance en proyectos de infraestructura, se suma una confianza empresarial que se sostiene en el tramo optimista, en niveles que se acercan a los más elevados de los últimos tres o incluso cuatro años, lo que favorece la inversión".

Grippa añadió que el BBVA Research estima que la producción peruana de cobre seguirá aumentando en 2017, aunque a un menor ritmo que en años previos. Además, prevé un aumento en la extracción de anchoveta, que alcanzará algo más de TM 5 millones. Sobre la inversión minera, el economista explicó que finalizará con su proceso de ajuste. "Nuestro escenario base considera que se mantendrá en un monto no muy distinto al del año pasado (US$ 4000 millones), con lo que en 2017 no generará un impacto negativo sobre el PBI".

En torno al gasto público, comentó que se espera una aceleración que será financiada, por ejemplo, con la recaudación fiscal excepcional que resultará de los incentivos para repatriar capitales en el extranjero que hasta el momento no hayan sido declarados a la autoridad tributaria. Esta proyección va en línea con el cumplimiento de la meta de déficit fiscal anunciada por el gobierno (2.5% del PBI). Por el lado del gasto, se proyecta que la demanda interna presentará una lenta recuperación en 2017, mientras que la contribución del sector externo disminuirá en un contexto en el que, de un lado, el impulso de la mayor producción minera se moderará y de esa manera también las exportaciones (a pesar de que las exportaciones no tradicionales y las de harina y aceite de pescado tendrán un mejor comportamiento), y de otro, las importaciones empezarán a recuperarse con el mayor gasto de los sectores privado y público.

La inflación. Por el lado de los precios, BBVA Research estima que durante buena parte del año la inflación en términos interanuales continuará alrededor del 3.0%. Sin embargo, en un contexto de recuperación más débil del gasto interno (por lo tanto, de ausencia de presiones de demanda) y de una depreciación bastante moderada de la moneda, la inflación empezará a ceder y se consolidará dentro del rango meta en el último trimestre. Así, la inflación cerrará el año en 2.7%.

"Tomando en cuenta la debilidad de la demanda interna, el Banco Central estaría tentando en bajar su tasa de política monetaria. No obstante, considerando que la inflación se va a mantener alta, no tendría mucho espacio para hacerlo. Nuestro escenario considera una rebaja moderada en la tasa en la última parte del año, cuando la inflación tienda a moderarse, además con esta medida se estaría brindando un soporte al crecimiento de los primeros meses del año 2018, en un contexto, en que el aporte en el crecimiento por parte del sector minero y del gasto público, sería menor", finalizó Grippa.

El Ministro de Economía , liderado por Alfredo Thorne, rebajó las proyecciones de crecimiento para este año de 4.8% a 3.8%. | Fuente: ANDINA
La economía peruana avanzará 3.5% en 2017, apoyada en la construcción de obras de infraestructura, producción de cobre seguirá aumentando, entre otros. | Fuente: ANDINA
Sepa más:
¿Qué opinas?