El Banco Central Europeo (BCE) mantuvo hoy sus previsiones de contracción del crecimiento económico para la zona del euro en 2012, mientras que revisó a la baja sus pronósticos de inflación para este año y 2013.

 El presidente del BCE, Mario Draghi, dijo que el BCE prevé ahora que la economía de la zona del euro se contraerá en 2012 una media del 0,1 % (con un rango de crecimiento entre un -0,5 y un 0,3 %), como había previsto en marzo.

 El BCE pronostica que la economía de la zona del euro crecerá una media del 1 % en 2013, en un rango entre el 0 y el 2 %, lo que supone una pequeña revisión a la baja respecto a los pronósticos de marzo (entre el 0 y el 2,2 %).

EFE