Gasto diario
Los más afectados son las familias de menos ingresos que deben destinar más del 50% a su consumo alimentario.

La proyección del Banco Central de Reserva para el cierre de este año 2022 alcanza los 6.4% de inflación, mismo porcentaje con el que cerró el año pasado, aunque esta vez la mayor inflación recae en los alimentos y la energía, según el Índice de Precios al Consumidor (IPC) que alcanzaría los 8.4%.

Este panorama advierte los riesgos que ya comenzaron a percibirse como el incremento en el precio que impactará directamente a las familias y que evitará que la pobreza se reduzca al restringir la capacidad adquisitiva de los hogares.

"Un proceso inflacionario alto podría reducir la posibilidad de que un hogar sea clasificado como no pobre, ya que su gasto per cápita debería ajustarse a la misma velocidad que la variación nominal de los precios de la canasta básica", refirió el BCR en su análisis.

A comparación del 2021, cuando una familia destinaba S/31 de cada S/100 de su gasto en alimentos, los de menores gastos asignaban S/50.3 de cada S/100. Lo que quiere decir que las familias con menos ingresos deben destinar más recursos para su alimentación, debido a que no pueden realizar mayores gastos.

El 54% de peruanos del segmento A llegan a las justas a fin de mes

Un informe de la empresa constructora Activa Perú reveló que el alza de precios no solo afecta a los segmentos socioeconómicos bajos, sino también a los sectores A y B.

En una encuesta que se realizó a este sector se reveló que el 54% de peruanos "a las justas" logran cubrir sus gastos de hogar y servicios básicos, a pesar de contar con mayores ingresos.

Solo en marzo de este año los afectados del segmento A solo representaban a un 29% de este estrato.

Sepa más: